España

OKDIARIO ACCEDE AL AUTO QUE DESCRIBE LAS IMÁGENES DEL PENDRIVE

Las 50 fotos del caso Nadia incluyen “sexo explícito” y una “felación” ante la menor

Fernando Blanco con su hija Nadia.

El juez que instruye el caso Nadia ha emitido un nuevo auto en el que concluye que no es posible que la menor no fuera consciente de las relaciones que sus padres mantenían ante ella y en el que divide las fotografías halladas en los dispositivos de memoria en dos grupos.

El primero incluye aquellas imágenes -un total de 41- que pueden constituir un delito de exhibicionismo y provocación sexual. En ellas, Fernando Blanco y Margarita Garau practican sexo “explícito” en “diferentes posturas”, con “movimientos alborotados”.

Pueden verse “primero planos de los genitales” de ambos, añade el magistrado, y hasta una “felación” sobre un colchón en el que, “a escasos centímetros de distancia”, se encuentra la niña. Las instantáneas fueron tomadas con flash y en la sala hay una televisión encendida.

Nadia no podía ser ajena

“A pesar de la enfermedad padecida, (Nadia) necesariamente debía entender la significación de los actos que sus progenitores realizaban en su presencia”, dice el escrito.

La segunda tanda de archivos -en este caso, nueve-, apuntan a pornografía infantil: “Si las imágenes tienen una finalidad médica (concretamente dermatológica) deberían retratar los concretos problemas cutáneos y no generales del cuerpo desnudo, con escasa resolución e imposibilidad de identificar las dolencias”.

Recalca el texto que no hay fotos “detalle” ni a lo largo del tiempo, lo que resta credibilidad a la teoría de que Fernando y Margarita seguían la evolución de la piel en partes concretas de su anatomía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

¡Síguenos en Facebook!