Consumo

La segunda ola amenaza con hundir las ventas de la campaña de Navidad por el ahorro de las familias

Los datos de la patronal del textil indican que en cada uno de los últimos meses, tras el fin del estado de alarma, se ha producido una caída media interanual en las ventas del 30%

ahorrar en las compras navideñas
En el mes de diciembre es cuando más dinero gastamos de todo el año

La segunda ola de contagios por covid-19 y las consiguientes restricciones a la movilidad pueden suponer la ruina para la campaña de Navidad en el comercio, vista por las patronales del sector como la última oportunidad para la supervivencia de muchos negocios, en especial para tiendas de ropa y pequeños negocios, tras el impacto de la crisis del coronavirus.

Pasada ya la primera ola de la pandemia, que irrumpió en España a mediados de marzo -cuando se decretó un confinamiento generalizado que se prolongó por más de tres meses- y superado un verano que, aunque sin restricciones a la movilidad, no ha colmado las expectativas del sector, llega ahora el cuatro trimestre del año con nuevas medidas para tratar de contener la dimensión de la segunda ola.

Estas nuevas restricciones a la movilidad que ya se están imponiendo en buena parte de España, «pueden suponer una debacle absoluta» para la inminente campaña de Navidad, según el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), Eduardo Zamácola. En su opinión, «es inviable que repitamos las mismas ventas que el año pasado» en la temporada navideña, cuando la posibilidad de que una pandemia irrumpiera con tal virulencia era impensable.

En cualquier caso, el barómetro de Acotex de diciembre de 2019 ya reflejó una caída de las ventas del 1,2% en relación con el mismo mes de 2018. En noviembre el descenso interanual fue del 2,6%, aunque el conjunto del año se saldó con un avance en la venta de ropa en España del 2%.

Una sangría de cierres

Los datos de la patronal del textil indican que en cada uno de los últimos meses, tras el fin del estado de alarma, se ha producido una caída media interanual en las ventas del 30%, un porcentaje que se eleva al 42 % para el tramo de enero a septiembre, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Según sus datos, el 25% de los comercios que existían antes de la pandemia ya han echado el cierre, y Zamácola vaticina que cerrarán aún más tras la campaña de Navidad, «debido a la caída de ventas si seguimos así».

Para el secretario general de la Confederación Española del Comercio (CEC), Julián Ruiz, «la incertidumbre es completa», que ha apuntado que el comercio textil tiene ante sí un «horizonte no excesivamente optimista», para esta campaña navideña y recuerda que todos los indicadores apuntan a un aumento en la tasa de ahorro de las familias, algo que ha relacionado con una reducción del consumo.

«Si crece el ahorro es porque no se consume y, además, no se destina al ocio, a los viajes o a la compra de ropa», ha comentado el directivo de la CEC. Un escenario que provocará el hundimiento de la facturación en plena campaña de Navidad.

En juego: el 30% de la facturación anual

El presidente de la Unión de Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, señala que «está en juego la vida de miles de pequeños negocios, si no paramos la propagación de los contagios, los trabajadores autónomos perderán el 30% de la facturación anual que (normalmente) se produce en la campaña de Navidad, suponiendo una catástrofe económica que sería muy difícil de solucionar».

Desde esta organización reivindican que «es preferible ajustar severamente las restricciones durante las próximas semanas antes de que sea demasiado tarde y se eche a perder la campaña navideña».

Lo último en Economía

Últimas noticias