Banca

Santander avisa a clientes de que pagarán comisiones desde febrero si no aumentan su vinculación

Tras anunciar la unificación de todos sus clientes en una cuenta única y la desaparición de la Cuenta 1, 2, 3, que fue el estandarte comercial del grupo en España durante años, ejecutivos de oficinas bancarias llaman a sus clientes para informarles de este cambio en las condiciones.

Santander avisa a clientes de que pagarán comisiones desde febrero si no aumentan su vinculación
Banco Santander financiación

Banco Santander tiene como uno de sus objetivos principales con sus clientes minoristas en España aumentar la vinculación, especialmente ahora que ha anunciado el fin de la Cuenta 1, 2, 3, y la unificación de todas sus cuentas en una sola. Santander está contactando telefónicamente con clientes con una buena posición de depósitos para convencerles de que contraten productos de ahorro para así aumentar la relación con estos clientes y conseguir mayor rentabilidad. El banco rojo necesita, al igual que el resto del sector, rentabilizar más a sus clientes con muchos ahorros ya que los depósitos se encuentran en tasas negativas y de hecho al banco le cuesta dinero la custodia de la liquidez.

Según ha podido saber este periódico, agentes comerciales del Banco Santander se están centrando en clientes que tenían contratada la citada Cuenta 1, 2, 3, y les están realizando una advertencia: de no contratar algún producto adicional al que ya tienen, a partir de febrero la entidad no tendrá más remedio que aplicar comisiones. OKDIARIO se ha puesto en contacto con Banco Santander pero desde la entidad no se confirma si se trata de una nueva estrategia que va a emprender y se recuerda que es un procedimiento habitual tratar de vincular más a los clientes para aumentar su rentabilidad.

El banco está ofreciendo dos planes de seguros como alternativa para que los clientes eviten las comisiones y que tienen un riesgo muy bajo

Según llamadas a clientes realizadas por el banco y que han sido conocidas por este diario, se está informando de que para este próximo febrero, los clientes que disponían de la Cuenta 1, 2, 3 tienen que contratar un plan de ahorro o un seguro. Con esta incorporación se lograría una vinculación más estrecha con el banco, aunque también valdría aumentar las domiciliaciones bancarias para aquellas cuentas que no las tengan. Santander está facilitando a sus clientes propuestas de ahorro conservador: el Plan de Ahorro Seguro Santander y el Plan de Ahorro Santander, que son planes de seguros.

El ser accionista del banco no cuenta como vinculación, por lo que aquellos clientes que tengan acciones de Santander pero no una vinculación suficiente en sus cuentas, podrían ser cargados con comisiones también.

Planes de seguros propuestos

Los planes que han facilitado comerciales del banco a sus clientes están pensados para perfiles muy conservadores, pues ambos tienen una calificación de 1 sobre 6 en riesgo -donde 1 es el menor riesgo y 6 el mayor- según la información facilitada por la propia entidad a sus clientes.

El Plan de Ahorro Seguro Santander (PASS) requiere una aportación inicial de entre 5.000 y 10.000 euros. Las aportaciones mensuales van entre 50 y 100 euros e incluye la posibilidad de modificar el plan de aportaciones, así como de suspenderlo y rehabilitarlo previa aprobación por parte de la compañía aseguradora.

Este plan permite el rescate total del mismo desde el primer día del ahorro acumulado y garantiza una rentabilidad del 0,05% anual neto, a descontar los gastos por el seguro de vida. Además, si se realizan aportaciones todos los meses, se puede recibir una rentabilidad adicional cada año. La rentabilidad adicional para el 2020 es de un 0,05% neto de gastos.

Otra posibilidad ofrecida por la entidad es el Plan de Ahorro Santander (SIALP). En este caso la aportación inicial sería de 1.000 euros, con periodicidad mensual de las aportaciones que tendría una aportación mensual mínima de 100 euros; una aportación extraordinaria mínima de 600 euros y un ahorro anual total permitido de 5.000 euros. Se permite el rescate total desde el primer día y también la posibilidad de suspender el plan de aportaciones, así como la «posibilidad de modificar y rehabilitar el plan de aportaciones previa aceptación por parte de la compañía aseguradora».

Fin de la 1, 2, 3

Con el fin de la Cuenta 1, 2, 3, Santander dará finiquito a un producto que inició el banco en mayo de 2015 y que desde el principio -en un entorno de tipos de interés muy diferente del actual- se centraba en ser una cuenta remunerada. Los cambios en el entorno monetario obligaron al banco, al igual que sus competidores, a dejar de remunerar la cuenta, y la situación actual en la que los tipos aparentemente seguirán en negativo durante varios años más, obliga a la entidad a modificar su estrategia comercial.

La entidad ya ha señalado al 5 de noviembre como día en que la Cuenta 1, 2, 3 morirá definitivamente y dará paso a Santander One, un nuevo tipo de cuenta donde exigirán tener domiciliada una nómina o pensión y tres recibos, y además tener algún producto de financiación, ahorro o protección como puede ser un préstamo, renting o hipotecan Además de exigir tener domiciliada una nómina o pensión y tres recibos, habrá que disponer de algún producto de financiación, ahorro o protección tales como un préstamo, hipoteca o renting, un plan de pensiones o fondo de inversión por un valor mínimo de 5.000 euros, o un seguros con primas de a partir de 10 euros.

Si no se cumplen estos requisitos, las comisiones pueden ser de hasta 20 euros al mes o 240 al año.

Lo último en Economía

Últimas noticias