Paro

Sánchez dispara el empleo temporal en su primer año de Gobierno

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones.

El número de contratos indefinidos ha pasado del 9,4% del total en junio de 2018, cuando Sánchez llegó al poder, al 8,6% doce meses después.

El porcentaje de empleo de calidad es peor también que en junio de 2008, antes de la crisis, cuando supuso el 10,8% del total.

El empleo indefinido, el de mayor calidad, se ha hundido en el primer año de Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente del Ejecutivo, que ha anunciado este martes que irá a la investidura el 22 de julio, suma ya doce meses en Moncloa con un balance negativo para la calidad del empleo: el número de contratos indefinidos ha pasado del 9,4% del total al 8,6%.

La tasa de empleo indefinido es también dos puntos peor que al principio de la crisis, en junio de 2008. Antes de la gran debacle el número de contratos indefinidos representaba el 10,85% del total.

Por lo tanto, la calidad del empleo en España, la precariedad laboral denunciada largamente por los sindicatos y el propio PSOE durante el Gobierno de Mariano Rajoy, es ahora peor tras el primer año de Sánchez en el Ejecutivo.

Es la conclusión de los datos de empleo de junio conocidos este martes. Que el paro baje en España en junio es habitual. Que haya bajado a mínimos de 2008 está descontado porque ya estaba en mínimos antes de junio y cae desde hace años. Que la afiliación a la Seguridad Social esté en récord es algo esperado porque ya en mayo estaba rozándolo.

Por eso, los datos de junio no son buenos. Esconden un aumento de la precariedad laboral que han dejado una caída del número de contratos indefinidos en junio del 9,75% respecto a junio de 2018. En número, 18.813 menos.

En el acumulado del año son 60.243 contratos indefinidos menos, un 5,3% de caída respecto al primer semestre de 2018. El empleo temporal, por tanto, gana peso en el mercado español.

Ante esta situación, los sindicatos se han limitado a pedir de nuevo la derogación de la reforma laboral aprobada por Rajoy en 2012 para afrontar la crisis económica. UGT ha señalado simplemente que los datos de paro "vuelven a mostrar las debilidades" del mercado laboral español.

Autónomos

Otro de los aspectos negativos de los datos conocidos este martes es el referido a los autónomos. Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), recuerda en declaraciones a OKDIARIO que "el dato de crecimiento de autónomos es un mal dato. Es el peor mes de junio desde 2012. Es verdad que los autónomos crecen, pero a un ritmo mucho menor". "Además, aunque se han alcanzado registros históricos de afiliación, vemos una caída en el crecimiento del empleo y el crecimiento de la afiliación es el más bajo de los últimos años. Sí, los autónomos crecen, pero a ritmo de 2012", continúa.

"Es importante haber llegado a los 19,5 millones de ocupados, pero no olvidemos que estamos en unos meses en los que habitualmente crece el empleo, y ha caído bastante el ritmo de crecimiento. Es preocupante", analiza Amor, que exige la formación de un Gobierno "moderado y estable", que "apueste por los autónomos como el motor de crecimiento".

En este sentido, el presidente de ATA pide al nuevo Ejecutivo que se "eliminen trabas del entorno fiscal", que tiene que ser "adecuado para las empresas y autónomos". "Hay que facilitar el emprendimiento. Subir impuestos es crear trabas, y no queremos más trabas", concluye Amor.

Lo último en Economía