Según el FMI y la OCDE

Sánchez convierte a España en el país del mundo desarrollado con el mayor destrozo económico

Sánchez convierte a España en el país del mundo desarrollado con el mayor destrozo económico
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

España no es el país del mundo desarrollado con más muertos por el coronavirus -Estados Unidos-, y tampoco el que más contagios ha tenido durante la pandemia -también EEUU-. Sin embargo, España es el país del mundo desarrollado que más va a sufrir las consecuencias económicas de la enfermedad, que ya las está sufriendo de hecho. De acuerdo con las previsiones de la OCDE y del Fondo Monetario Internacional (FMI), España sufrirá el mayor descalabro en el PIB en 2020, con un desplome del 11,6% y del 12,2%, respectivamente.

En cuanto al paro, y según la OCDE, en septiembre -último dato publicado- España lideró la tasa de desempleo de entre todos los países que forman parte de la organización con un 16,7%, por delante de Colombia que ha marcado un 16,6%. Grecia registra un 16,8% de tasa de paro en agosto y no ofrece datos de septiembre, aunque el punto de partida de este país -el dato de paro de marzo- era peor que en el caso de España. México, por ejemplo, marca un 4,9% de desempleo en septiembre.

Sánchez convierte a España en el país del mundo desarrollado con el mayor destrozo económico
España será el país con la mayor caída del PIB en 2020, según la OCDE.

Sánchez convierte a España en el país del mundo desarrollado con el mayor destrozo económico
Previsiones del FMI: España será el país más castigado.

Eurostat, el centro de datos de la Unión Europea, ha hecho públicos este miércoles los datos de paro de octubre. De nuevo, a falta de conocer el de Grecia que sigue siendo el de agosto, España lidera la tasa de desempleo de toda Europa: marca un 16,2%, frente al 10,5% de Chipre y el 10,4% de Lituania.

País con menor crecimiento del mundo, máxima tasa de paro de la OCDE hasta septiembre y de la Unión Europea hasta octubre… Este es el balance del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

País con menor crecimiento del mundo, máxima tasa de paro de la OCDE hasta septiembre y de la Unión Europea hasta octubre… Este es el triste balance del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que tomó posesión en enero tras las elecciones de noviembre anterior. Casi un año al frente del país en el que han destacado que sólo gracias a sus decisiones se ha reducido el impacto en la economía nacional.

Por ejemplo, con la aprobación de los ERTE -donde todavía quedan alrededor de 750.000 personas a cierre de noviembre- o con destinar más de 100.000 millones de euros para que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) avale créditos para las empresas, principalmente para las pequeñas y medianas empresas y autónomos.

Los datos hablan por sí solos

Pero, pese a las declaraciones públicas de Sánchez y otros miembros del Gobierno, los datos hablan por sí solos. España va a perder este año el doble de riqueza que Estados Unidos y cuatro veces más que Brasil pese a que estos dos países han registrado un mayor número de contagios y de muertes.

Lo cierto es que estos dos países podrían haber perdido menos riqueza porque no han tomado las restricciones y los cierres de negocio que ha decretado en España el Ejecutivo de Sánchez durante la primera ola y los gobiernos autonómicos durante la segunda. Pero España también va a perder más riqueza que otros países europeos, como Italia y Alemania, que han tenido menos contagios que España y que han decretado medidas parecidas de cierre de negocios no esenciales. Incluso en esta segunda ola, Angela Merkel, canciller alemana, y Giuseppe Conte, primer ministro italiano, han tomado medidas más duras, con toques de queda a las seis de la tarde. La previsión de la OCDE es que el PIB de Italia caiga un 9% y el de Alemania, un 5,5%.

La diferencia entre unos gobiernos y otros es que mientras en Italia, Alemania o Francia se han dado ayudas directas a empresas y ciudadanos para hacer frente a la pandemia o para fomentar el consumo

La diferencia entre unos gobiernos y otros es que mientras en Italia, Alemania o Francia se han dado ayudas directas a empresas y ciudadanos para hacer frente a la pandemia o para fomentar el consumo, en España no se ha ayudado de forma suficiente a las empresas. Las asociaciones empresariales han pedido constantemente que el Ejecutivo de Sánchez no se limitara a aplazar los pagos de las compañías, sino que se condonaran parte de los pagos que les ahogan financieramente.

Además, en otros países se han dado ayudas a los ciudadanos para viajar y alojarse en hoteles del país, como el caso de Italia, o para la compra de automóviles. En España, el Plan Renove, dotado con 250 millones, no ha servido para revitalizar el mercado de coches debido al mal funcionamiento de los mecanismos para optar a él.

Lo último en Economía

Últimas noticias