TELEMARKETING

Representantes de CCOO y UGT cobran por trabajar en dos empresas sin haber ido nunca

Representantes de CCOO y UGT cobran por trabajar en dos empresas sin haber ido nunca
Telemarketing

Carlos Prieto, responsable del sector del telemarketing en UGT, y Montserrat Sánchez, representante sectorial de CCOO, son las dos personas encargadas de llevar las negociaciones con la patronal del telemarketing de los dos principales sindicatos. Sin embargo, según ha podido saber OKDIARIO, Prieto cobra hasta dos sueldos como liberado sindical sin apenas pisar el suelo de las empresas en las que “trabaja”, mientras que Sánchez ha cobrado sobresuledos de casi 5.000 euros al año.

Santiago Alonso, Secretario General del Sector Federal de telemarketing de CGT, ha denunciado a OKDIARIO lo “vergonzoso” que es que “varios de los responsables de UGT y CCOO que negocian el convenio de Contact Center (telemarketing), que afecta a más de 100.000 trabajadores y trabajadoras, tengan a través de artimañas legales sueldos que duplican y hasta triplican el salario de cualquier trabajador del sector”.

Según explica Alonso, hablamos, eso sí, de una artimaña que, aunque es legal, no deja de ser “inmoral”. Además, con estos datos quizás se pueda comprender por qué estos dos sindicatos (CCOO y UGT) pusieron sobre la mesa de convenio que en los años 2015 y 2016 hubiera una subida salarial del 0%. “Quizá ellos se lo puedan permitir porque su realidad personal está muy alejada de la realidad de los trabajadores del sector al que dicen que representan”, se queja el sindicalista.

En el caso de UGT el responsable sectorial es Carlos Prieto. Perteneció a CGT durante varios años en la empresa Unísono y, tras el intento de un golpe de estado en el Comité de Empresa para que él figurase como presidente, con los apoyos de UGT y CCOO, desde CGT decidieron utilizar su dimisión en virtud de sus estatutos. Pero “Carlos Prieto recurrió esta medida y nos llevó a juicio, aunque la justicia dio la razón a CGT tanto en primera instancia como en el TSJ”, explica Alonso. Es decir, que la justicia estimó que la medida fue correcta.

Posteriormente, probó en USO, que fue el sindicato que lo asistió legalmente durante el proceso anteriormente citado, y al cabo de unos meses fue nombrado como delegado sindical de UGT hasta que pactó su salida indemnizada de la empresa. Justo después, según CGT, fue contratado por dos empresas del sector (Unitono y Digitex) y en ambas está liberado actualmente y desde hace varios años ya. Es decir, que percibe dos salarios que son debidos en realidad a dos liberaciones. “Además de firmar numerosos ERE´s que han supuesto pérdida de puestos de trabajo en diversas empresas, algunos de ellos declarados nulos por vulnerar la libertad sindical de CGT como en el caso del ERE de Atento”, señala Alonso a OKDIARIO. Y, cómo no, Carlos Prieto es uno de los que han propuesto a la patronal del sector (Ace) la congelación salarial de los años anteriormente citados.

En el caso de CCOO, gracias a las informaciones publicadas por el periódico El País en su día, y que no han sido desmentidas o denunciadas hasta ahora por ninguno de sus protagonistas, supimos que los máximos responsables del sindicato dentro del sector de telemarketing (Sofía del Castillo, Sergio Pérez Merino y Montserrat Sánchez) percibieron sobresueldos que complementaban su salario anualmente en miles de euros. Concretamente la información publicada dice que Sofía cobró sobresueldos de hasta 12.800 anuales, Sergio de 7.300 anuales y Montse de 4.900 anuales. Además de recibir íntegramente su salario por las empresas de la patronal que los contratan (Sitel, Teletech y Transcom), respectivamente.

“Siempre han justificado estos sobresueldos como legales y no tenemos constancia de que hayan dicho en ningún momento que los hayan dejado de percibir. Y legal o no, es completamente ajeno a la moral y a la ética de un representante de los trabajadores que se precie”, confiesa Alonso.

No lo niegan

Este periódico se ha puesto en contacto con sendos responsables. Carlos Prieto, de UGT, no ha desmentido el hecho de que esté cobrando de dos empresas en las no trabaja. De hecho, su respuesta ha sido clara: “Hay muchos más en mi situación”. Por su parte, Montserrat Sánchez, de CCOO, también ha reconocido sus sobresueldos y ha reconocido tener “un complemento” que, eso sí, “tributa tanto a la Seguridad Social como a Hacienda”. En este sentido, Sánchez explica que son “el sindicato más transparente que hay, los demás lo tienen en dietas sin tributar absolutamente en ningún sitio”.

Desde CGT, explican, creen en el sindicalismo, y “creemos que las luchas colectivas son el único medio para conseguir mejoras para los y las trabajadoras. No tenemos nada en contra de los derechos sindicales por tanto, ya que deben ser una herramienta eficaz para que pueda desarrollarse la Ley Orgánica de Libertad Sindical como marco mínimo para las relaciones laborales. Sin embargo, estos hechos que comentamos nos parecen vergonzosos. Por una parte porque quienes dicen representar al sector no sufren la realidad del día a día del telemarketing en todos sus extremos (sobre todo salarialmente), y en segundo lugar porque su actitud sólo incrementa el descrédito a la actividad sindical y a la unión y solidaridad entre los trabajadores”.

Lo último en Economía