Renta 2018

Renta 2018: así deben tributar por los alquileres los propietarios de viviendas

Viviendas en alquiler
Viviendas en alquiler

Se han de incluir los ingresos percibidos y de los mismos se pueden deducir los gastos que sean necesarios para la obtención de los rendimientos

Los rendimientos del capital inmobiliario, son aquellos que derivan, entre otros, de los alquileres, esto es, si tenemos un inmueble alquilado los ingresos tenemos que imputarlos como rendimientos del capital inmobiliario, según cuenta Legalitas.

Se han de incluir los ingresos percibidos y de los mismos se pueden deducir los gastos que sean necesarios para la obtención de los rendimientos, tales como por ejemplo el IBI, la Comunidad, la Tasa de Basuras, los gastos de conservación y reparación del inmueble (no las mejoras), la amortización del inmueble, o la amortización de los bienes muebles, siempre
teniendo en cuenta las reglas que establece la Ley.

La Agencia Tributaria sabe que existe una gran economía sumergida respecto a los inmuebles alquilados y no declarados, por lo que ha optado por aprobar reducciones que a lo largo de los años han sufrido modificaciones pero que hoy por hoy están de la manera que ahora indicaremos y hace que sea muy atractiva la fiscalidad, sin olvidar que declarar un inmueble alquilado no es una opción, sino una obligación.

Reducción 60% en los supuestos de arrendamiento de bienes inmuebles destinados a vivienda, el rendimiento neto positivo, calculado por diferencia entre la totalidad de ingresos íntegros y los gastos necesarios que tengan la consideración de deducibles, se reducirá en un 60 por 100, cualquiera que sea la edad del arrendatario.

La reducción sólo resultará aplicable respecto de los rendimientos declarados por el contribuyente

Lo último en Economía