Elecciones Generales 2019

¿Qué cambiará en la Economía si gobierna el bloque PP-Ciudadanos-Vox tras el 28-A?

¿Qué cambiará en la Economía si gobierna el bloque PP-Ciudadanos-Vox tras el 28-A?
Santiago Abascal, líder de Vox, Pablo Casado, del PP, y Albert Rivera, de Ciudadanos.

El resultado electoral del próximo domingo no está claro por lo que, a partir del lunes, lo más probable es que los diferentes partidos políticos tengan que pactar para alcanzar un Gobierno estable. Las opciones son tres: PSOE y Unidas Podemos, PSOE y Ciudadanos, y PP, Ciudadanos y Vox. Así lo apuntan las encuestas. ¿Qué ocurriría en la Economía si gobierna cada uno de estos bloques? Iniciamos una serie de tres artículos con la respuesta a esta pregunta con el análisis de la consultora Political Intelligence.

Según el análisis de los Programas Electorales de los diferentes partidos políticos realizado por Political Intelligence, si gobierna el bloque conservador tras el 28-A los principales cambios en la economía serán los siguientes.

Economía y Política Industrial

Los tres partidos coinciden, en líneas generales, en la necesidad de simplificar trámites y costes para la creación de empresas, y también por una simplificación normativa (Vox propone derogar cinco normativas por cada una promulgada para el comercio y la industria).

Tanto el PP como Ciudadanos prestan especial atención a las start-ups y, dentro de este ámbito, contemplan medidas específicas para promover el emprendimiento y la innovación, agilizar el proceso de constitución de empresas y crear un marco jurídico favorable para las empresas innovadoras en sus etapas iniciales.

El PP propone impulsar una amplia reforma fiscal para dinamizar la inversión de capital privado, reformar la Ley de Segunda Oportunidad para facilitar el cierre de empresas fallidas, aprobar una ‘Ley de Crecimiento empresarial’ para que la normativa favorezca el aumento de tamaño de las empresas, y aplicar medidas fiscales para la implantación en empresas de la industria 4.0 en España.

Por sectores, el PP apuesta por una Estrategia de Apoyo a la Industria del Videojuego, la animación y los contenidos digitales y por la automoción. Ciudadanos se centra en el turismo y se propone aprobar un ‘Plan de Turismo Español Horizonte 2030’ que incluya la implantación de tecnologías y la digitalización, el fomento del turismo sostenible y mejorar las condiciones laborales de las ‘kellys’.

Vox centra sus propuestas en el fomento de la reindustrialización de España en el contexto de la cooperación empresa y Estado, y el apoyo a la I+D+i y a la expansión internacional de las empresas españolas. Plantea, además, el cómputo en los criterios de evaluación de los concursos públicos, que la empresa tenga su sede y tribute en España.

Por último, tanto el PP como Ciudadanos proponen la derogación del decreto de las VTCs aprobado por el último Gobierno socialista, pero solo Ciudadanos se ocupa del alquiler de viviendas de uso turístico, abogando por un marco regulatorio nacional. Este punto puede ser conflictivo en caso de coalición de Gobierno, ya que fue el Gobierno de Mariano Rajoy quien acordó la remisión de su regulación a las CC.AA.

Fiscalidad

Existe también una amplia coincidencia en el bloque conservador en cuanto a la bajada de impuestos en todas las áreas y la dinamización de la economía a través de la generación de empleo y los incentivos fiscales, especialmente a los autónomos y empresas.

Una coalición de gobierno -o de gobernabilidad- de los tres partidos de derechas conllevaría una importante rebaja de la carga fiscal de los ciudadanos. Los tres partidos incluyen en sus programas reducciones del IRPF que van desde situar el tipo máximo por debajo del 40%, con deducciones para menores de 35 años y familias con al menos un hijo, en el caso del PP, hasta la ampliación de rebajas fiscales a seis millones de familias con hijos de Ciudadanos, que incluye, al hilo del reciente debate sobre la España rural, una reducción del 60% del IRPF a los habitantes de las zonas rurales. Éste es, a su vez, uno de los temas más ‘movidos’ en sus redes sociales.

En el ámbito de la fiscalidad sobre la actividad económica, los partidos de Pablo Casado y Santiago Abascal coinciden en la rebaja del Impuesto de Sociedades, situando el tipo máximo por debajo del 20% (llegando al 15% en el caso de Vox) y en la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Actos Jurídicos Documentados para la constitución de las hipotecas. Por su parte, Ciudadanos apuesta por la bonificación al 100% del citado Impuesto de Sucesiones y Donaciones, pero acotándolo a las transmisiones entre parientes directos.

Empleo

En lo relativo a una de las cuestiones que más preocupa a los españoles, las propuestas de los tres partidos coinciden ampliamente, aunque con matices. Para los autónomos, hay una gran coincidencia entre Vox y el PP, que proponen ampliar la tarifa plana vigente doce meses más, hasta tres años (PP) y aprobar una cuota reducida (o cuota cero en el caso de Vox) para los autónomos que no alcancen el SMI, pero el PP insiste en mantener la reforma laboral de 2012. Una de las propuestas diferenciadoras de Vox en esta materia es la creación de una cuota progresiva de autónomos desde los 50 euros en función de sus ingresos.

Ciudadanos se queda solo con la propuesta de elevar el salario mínimo hasta los 1.200 euros, difícil de negociación con sus posibles socios ante las dudas que ha suscitado la última subida promovida por el PSOE. También es el único en proponer un solo tipo de contratos temporales, que no podrá durar menos de un mes ni más de seis meses y una reducción de la jornada laboral a 34 horas semanales. Vox, por su parte, junto con la reducción de un 10% de las cotizaciones de la empresa para nuevos contratos indefinidos, destaca por su apuesta por las familias, al proponer ampliar el vigente permiso por maternidad a 180 días.

Política de vivienda

Mientras Vox defiende liberalizar el suelo y convertir en apto para ser urbanizado todo el que no deba estar necesariamente protegido por motivos de interés público, Ciudadanos y PP centran sus propuestas electorales en la flexibilización y fomento del alquiler para dinamizarlo y, en general, incentivar la creación de un parque suficiente de vivienda, tanto de oferta pública como privada.

Podría haber por tanto acuerdo de Ciudadanos para apoyar medidas del PP como favorecer el desarrollo de seguros de arrendamiento que cubran el impago de los alquileres, o incrementar la deducción fiscal a los arrendadores.

Energía

Puede decirse que en este apartado los tres partidos cuentan con visiones ligeramente diferentes. El programa de gobierno del PP incluye medidas ambiciosas a largo plazo, como la aprobación de un Pacto de Estado para establecer un mix energético estable a 40 años, impulsar una reducción de emisiones que cumpla los objetivos comprometidos por España para 2030, y promueve eliminar los impuestos de generación e impulsar políticas que reduzcan el precio de la luz de los hogares y empresas.

Ciudadanos aborda el problema a través de soluciones legislativas, como una Ley de Cambio Climático y Transición Energética y otra sobre Economía Circular. Eso sí, tanto Ciudadanos como Vox apuestan por revisar o actualizar el Plan Hidrológico Nacional.

Vox se queda solo con una propuesta de elaborar un Plan de la Energía con el objetivo de conseguir la autosuficiencia energética de España y no hace propuestas en materia de cambio climático.

En el apartado medioambiental, junto con la actualización del Plan Hidrográfico y la Ley de Cambio Climático, Ciudadanos presta especial atención a la reforestación, mientras que el PP hace una defensa del diésel y del reciclado y la reducción de envases.

 

*Political Intelligence es una de las consultoras líderes en el sector de las Relaciones Institucionales y los Public Affairs en España y a nivel europeo.

Últimas noticias