Fin de operaciones

Uber y Cabify dejan de operar en Barcelona este viernes por la nueva normativa

Los taxistas más combativos de Barcelona ya se han cobrado sus piezas: Uber y Cabify desenchufan sus aplicaciones este viernes

Uber y Cabify dejan de operar en Barcelona este viernes por la nueva normativa
Agresiones a Uber en Barcelona

Los taxistas más combativos de Barcelona ya han logrado su objetivo: Uber y Cabify abandonan la Ciudad Condal. Este cierre de operaciones de la aplicación supondrá el despido de unos 4.000 empleados.

La primera en anunciar su marcha ha sido Uber, que volvió hace menos de un año para trabajar con sus vehículos con licencia VTC.

"Ante las restricciones a las VTC aprobadas por el Gobierno catalán, nos vemos obligados a suspender el servicio de UberX en Barcelona a partir de mañana. Seguimos a disposición de la Generalitat de Catalunya y del Ayuntamiento de Barcelona para trabajar en una regulación justa para todos, que tenga en cuenta a los miles de conductores y pasajeros de la VTC en Cataluña", ha dicho un portavoz de la compañía.

Cabify: "Nos han expulsado de Cataluña"

Después, Cabify se ha sumado con el anuncio de que su aplicación informará mañana a sus usuarios de "su expulsión de Cataluña".

En un comunicado, Cabiry ha dicho que "Damià Calvet ha cedido a la presión y exigencias del sector del taxi, perjudicando gravemente el interés ciudadano".

"Tras revisar el texto, que hoy es ya oficial, la compañía concluye que esta regulación tiene como único objetivo, y por tanto también como consecuencia final, la expulsión directa de la aplicación de Cabify y de sus empresas colaboradoras de Catalunya y Barcelona.

Las medidas artificiales y altamente restrictivas que este Decreto Ley impone de manera inmediata al sector VTC, destruyen por completo el mercado en el que se venía trabajando y gracias al cual se han generado más de 3.000 empleos en Catalunya. Además, causan un impacto inmediato en todas las empresas del sector, incluyendo también a Cabify,  impidiendo su operativa tal y como la conocemos en el resto de las ciudades en las que opera".

Uber, ni un año después

Con un mensaje para sus usuarios, Uber se ha despedido así de ellos: "Hace casi un año volvimos a Barcelona con un compromiso claro: hacer las cosas bien. Desde entonces, más de medio millón de personas nos habéis elegido para moveros por la ciudad. Y miles de conductores han encontrado en Uber una forma de ganarse la vida".

El comunicado a los usuarios continúa: "Hoy sin embargo tenemos malas noticias. Ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Catalunya, nos vemos obligados a suspender el servicio de UberX en Barcelona a partir de mañana, viernes 1 de febrero".

"Muchas gracias a todos los que habéis confiado en nosotros, y por supuesto a cada uno de los conductores que habéis dado un ejemplo de dignidad y profesionalidad, incluso en los momentos más difíciles. Esperamos verte pronto, Barcelona, te echaremos de menos".

Segunda vez que se van

Uber entró en España en 2014 instalando su sede para el país en Barcelona, no en Madrid. Fue desde la capital mediterránea desde donde iniciaron sus primeros pasos con UberPop, un servicio que quebraba todas las normas de transporte urbano al fomentar el transporte sin licencia.

Sin embargo, una vez que fueron obligados a cerrar su servicio y que Uber decidió volver a España trabajando con licencias VTC en 2016 en Madrid, la compañía de California entendió que era mejor trasladarse a la capital de España y allí movió su sede en verano de 2017. Sin embargo, la mayoría de sus directivos en la fase inicial de la empresa eran catalanes. La apuesta de Uber por Barcelona con licencias VTC ha durado apenas 10 meses y 25 días, después de que se diera a conocer su vuelta a la ciudad apenas en marzo de 2018.

Lo último en Economía

Últimas noticias