Barcelona

Naturgy se hace con el suministro de energía del metro de Barcelona frente a la eléctrica de Colau

Colau
Ada Colau. (Foto. Barcelona)

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), la gestora bajo la que operan tres empresas de transporte público, entre ellas las responsables del metro y el autobús urbano de la Ciudad Condal, ha elegido a Naturgy como proveedor de su suministro eléctrico para los próximos años 2020 y 2021. De este modo, la compañía de Francisco Reynés se ha impuesto frente a Barcelona Energía, la comercializadora eléctrica impulsada por el Gobierno de Ada Colau.

La selección se ha llevado a cabo a través de una licitación, en la que TMB ha participado junto a las empresas que gestionan los metros de Bilbao y Málaga y el tranvía de Murcia y Zaragoza. El contrato supone un total de 46 millones de euros (23 millones se desembolsarán en 2020 y 23 millones, en 2021). A esta licitación se presentaron cinco compañías con sus propuestas, y Naturgy fue la elegida porque ofrecía las condiciones más económicas para TMB.

Así, Barcelona Energía se ha quedado fuera del concurso, pese a los intentos de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por aumentar los proyectos en los que participa la mayor eléctrica municipal en España. Las tres empresas que operan dentro de TMB mantienen una gestión independiente, a pesar de que colaboran para seguir una estrategia común que beneficie a los usuarios de transporte.

Proyecto de Colau

Ada Colau impulsó la puesta en marcha de Barcelona Energía en julio del pasado 2018, con el objetivo, según la alcaldesa, de ofrecer a los usuarios de la Ciudad Condal la posibilidad de consumir una energía más ‘verde y renovable. La compañía se ideó con la finalidad de que fuera 100% pública y de suministrar energía a los ciudadanos ofreciendo un recibo y unas tarifas ‘más justas’.

Esta misma semana, con motivo de la Cumbre del Clima en Madrid, Colau criticó la actuación de algunas de las compañías del sector eléctrico español por su elevada contaminación. Además, la alcaldesa aprovechó para poner a Barcelona Energía como ejemplo. «En Barcelona hemos desconectado de esto creando una comercializadora municipal que sólo compra energía 100% verde», subrayó Colau.

Sin embargo, la realidad parece que no es tan optimista. Después de que diversas asociaciones de ecologistas y vecinos de Barcelona denunciaran que parte de la energía iba a ser producida por una incineradora, Barcelona Energía perdió a su principal proveedor. Esto, ha hecho que el precio de la electricidad de la compañía haya subido enormemente y sea una de las más caras del mercado catalán. Y es que esta es la segunda vez que la eléctrica de la alcaldesa se queda sin el contrato del transporte público en la capital catalana, ya que también lo perdió a finales de 2018 -para el periodo de 2019- por ser demasiado cara.

Lo último en Economía

Últimas noticias