Missoni: la empresa del lujo italiana liderada por matriarcas abre una nueva etapa

Missoni
La familia Missoni al completo (Foto. Missoni)

Se abre una nueva etapa Missoni. La compañía de lujo, creada por Rosita y Ottavio Missoni en los años 50, ha dejado de ser 100% de capital familiar para dejar entrar al fondo FSI e impulsar su crecimiento internacional en el complicado mercado del lujo.

Eso sí, a pesar de este nuevo socio cuyo apellido no es Missoni, la compañía lombarda que conquistó al mercado norteamericano en los años 70 -gracias a la editora estadounidense de Vogue Diane Vreelandva a seguir siendo muy matriarcal. No hay más que observar las fotografías tomadas a esta numerosa familia lombarda a lo largo de los años para darse cuenta del poder de las mujeres del clan. Un hecho, por otra parte, muy usual en la cultura italiana.

Angela Missoni seguirá siendo la presidenta, mientras que Michele Norsa llegará como vicepresidente representando a FSI. También se sientan en el Consejo de Administración Luca y Giacomo Missoni, hermano y sobrino de la presidenta.

Rosita, la fundadora de la compañía y hoy presidenta de honor, ha llevado las riendas de Missoni junto a su esposo Ottavio hasta la muerte de éste en 2013. La matriarca, no obstante, intentó dejar el día a día de la firma en los años 90, pero “mi vida no podía ir por ahí”, comentaba en una entrevista a BoF, “tenía una terrible sensación de inutilidad. Para mí, participar en el trabajo era esencial”.

Missoni: la empresa del lujo italiana liderada por matriarcas abre una nueva etapa
Angela Missoni, presidenta de Missoni (Foto. Missoni)

Tras Rosita llegó una nueva generación de mujeres empresarias para encargarse de la dirección creativa, ahora era el turno de la actual presidenta Angela Missoni, hija de los fundadores y madre de dos féminas más que también trabajan en el negocio familiar: Margherita y Teresa Missoni. La primera -amiga de rostros aristócratas como Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi- es la responsable del diseño de accesorios de la marca.

Ahora, tras la entrada de FSI es previsible que la figura de Margherita tome un mayor impulso. Según el plan estratégico del fondo de inversión, la línea de accesorios será un punto clave para el crecimiento de la marca en los mercados asiáticos. Una apuesta, desde luego, que está causando sensación entre las firmas de lujo como es el caso de Burberry que acaba de comprar el negocio de marroquinería CF&P para controlar toda la cadena de suministro.

Hasta ahora, la estrategia empresarial de Missoni está proyectada en la venta de Prêt-àporter, pero el plan de FSI es dar un fuerte empujón a los complementos porque se trata de una de las unidades de negocio con más margen de rentabilidad. Además, Missoni cuenta con una característica singular: controla de principio a fin toda la línea de producción en su fábrica de Sumirago, junto al lago Varese.

Missoni: la empresa del lujo italiana liderada por matriarcas abre una nueva etapa
Ottavio, Rosita y Margherita Missoni. (Foto. Missoni)

Angela, de todos modos, tuvo que compartir poder en la firma familiar con sus hermanos, Luca y Vittorio. El primero siempre se ha hecho cargo de la línea Missoni masculina hasta 2008; mientras que Vittorio se incorporó como responsable de Márketing y más tarde CEO. Un último cargó que ocupó hasta su muerte en 2013 en un accidente de avión en Venezuela.

“Las tres generaciones de la familia Missoni, lideradas por Rosita, estamos encantadas de celebrar este nuevo acuerdo con FSI, un prestigioso inversor italiano con fuerza internacional que salvaguardará la unidad familiar y el ADN de la marca”, ha señalado Angela en un comunicado.

5 puntos clave del nuevo Plan Estratégico de Missoni

1. Expansión internacional de Missoni para hacerla competir en el mercado del lujo y la moda en los principales mercados.

2. Expansión de la oferta de productos con especial hincapié en la línea de complementos y accesorios -además, del Prêt-àporter– para captar nuevos clientes.

3. Desarrollo de su estrategia retail abriendo nuevos puntos de venta en mercados clave como Asia y Estados Unidos.

4. Impulsar las ventas online de la compañía para que la facturación crezca a dos dígitos en cinco años y alejarse de un modelo mayorista hacia uno minorista.

5. Una posible salida a Bolsa de Missoni es una de las opciones a las que apunta la prensa italiana.

En 2016 Missoni cerró el año con unos ingresos de 61,6 millones de euros y la facturación actual de la marca es de alrededor de 150 millones de euros. La empresa italiana cuenta con una plantilla de 300 empleados y también tiene bajo su paraguas las marca Missoni Mare, Missoni Home y Missoni Kids.

Lo último en Economía