Adif

Isabel Pardo baja de categoría a funcionarios de Adif para nombrar ‘a dedo’ nuevos directores

La hermana de la periodista Ana Pardo, directora del diario podemita ‘Público’, fue nombrada a finales del pasado mes de junio nueva presidenta de Adif

CSIF no concibe "cómo se puede humillar a una parte de la plantilla, sin razones objetivas"

Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif tras la llegada a la Moncloa de Pedro Sánchez, baja de categoría a funcionarios de la compañía pública para nombrar ‘a dedo’ nuevos directores afines a ella, tal y como han confirmado fuentes de la compañía a OKDIARIO.

La hermana de la periodista Ana Pardo, directora del diario podemita ‘Público’, fue nombrada a finales del pasado mes de junio nueva presidenta de Adif, promotora y gestora de las infraestructuras ferroviarias y una de las empresas públicas que más volumen de inversión gestionan en el país. Desde entonces, decenas de empleados de la estructura de dirección de Adif han recibido la notificación de su pérdida de categoría de varios niveles “sin razones objetivas de ninguna clase”, tal y como explican a OKDIARIO fuentes de CSIF, sindicato mayoritario en las empresas de las Administraciones Públicas.

El problema es reflejarlo en la práctica y, tal y lo que ve CSIF dentro de la propia empresa, no está claro que “los detalles vayan en dirección correcta”. Según fuentes conocedoras, el pasado 30 de noviembre, varios empleados de Adif, con antigüedades superiores a los quince y veinte años, se enteraron, gracias a la publicación de la nueva estructura de dirección, de que descendían varias categorías, sin motivo aparente.

“Fueron decenas de empleados del personal de estructura de dirección, a los que se bajará arbitrariamente de categoría, en una limpia como no se recuerda en Adif desde la creación de la empresa en 2005″, explican fuentes sindicales, que aseguran que “el número aún no se puede cuantificar”. 

Pero, tras estas bajadas de categoría se esconde un motivo: esta estructura se reduce para aumentar direcciones generales y direcciones con personal fuera de Convenio, que en algunos casos no ha pasado por una oferta de empleo público, y cuyos sueldos superan la barrera de los 120.000 euros al año.

Un disparate, tal y como denuncia CSIF, que no concibe “cómo se puede humillar a una parte de la plantilla, sin razones objetivas”, y que se pregunta hasta dónde se puede llegar en esta nueva etapa de Isabel Pardo de Vera como nueva presidenta. “Una cosa es reorganizar la empresa y otra hacerlo de esta manera tan sibilina”, explican desde el sindicato.

“Nunca en la historia de Adif se ha asistido a un cambio tan intenso ni tan sectario en el que ni siquiera se han guardado las formas”, explican en CSIF, desde donde se preguntan “qué clase de ética es ésta”. “¿En qué ética se inscribe quitar el dinero a unos trabajadores para dárselo a otros? ¿Qué clase de criterio es éste en una empresa pública?“, explican.

CSIF recuerda que no se puede jugar con los salarios de los trabajadores de esta manera. Es más, recuerda que “los trabajadores no son moneda de cambio: la reorganización puede implicar un cambio de puesto, pero no de categoría”. Por eso, “nuestro sindicato va a luchar para impedir que este tipo de medidas se puedan realizar con esta arbitrariedad en una entidad pública empresarial, dependiente del Ministerio de Fomento”.

Isabel Pardo es ingeniería de Caminos de formación y forma parte de Adif desde hace una década, desde que en 2007 logró una plaza a través de una oferta de empleo público.

Últimas noticias