Inversión

Los inversores miran a 2021: estos serán los riesgos y catalizadores del Ibex tras un año marcado por el covid

ucrania deuda corporativa españa
La inflación y las subidas de tipos invitan a la cautela.

Se acercan los últimos días de este año 2020 que ha estado marcado por la pandemia de covid-19 y la crisis sanitaria a nivel mundial. Las bolsas de todo el mundo han sufrido importantes desplomes durante los últimos meses lastradas por el temor de los inversores a la propagación del virus y a la crisis económica derivada de la pandemia. Sin embargo, ¿cuáles son los riesgos y catalizadores para el mercado de cara al próximo 2021?

En primer lugar, y de acuerdo con las opiniones de los analistas del mercado consultados por OKDIARIO, el principal riesgo para las plazas mundiales será la grave crisis económica que protagonizará el 2021 como consecuencia del covid-19. La facturación de las empresas se ha desplomado durante los últimos meses y sectores como el turístico o el de los transportes han visto sus acciones muy penalizadas a lo largo de todo el 2020, por lo que habrá que esperar a ver cómo evoluciona la demanda de cara a los próximos meses.

«La situación de la bolsa española se torna compleja, con una recuperación económica que se alargará en el tiempo y unos inversores en busca de inversiones con un retorno interesante. Las miradas están puestas en el sector tecnológico, donde se concentrarán las mayores inversiones en los próximos años, aunque sin olvidar el sector defensivo en época de incertidumbre», remarca Diego Morín, analista de IG Markets.

Por su parte, los analistas de Invetsing.com destacan que «2021 va a ser, en principio, un buen año para las Bolsas en general, pero como siempre, habrá algunas cuyo comportamiento no será tan bueno como el de la mayoría. Éste sería el caso del Ibex 35, ya que a los beneficios de las compañías les llevará más tiempo recuperar niveles de antes de la pandemia. Pero en líneas generales, buen aspecto para las Bolsas norteamericanas, europeas y mercados emergentes, aprovechando la debilidad del billete verde».

Brexit

Por otro lado, otros de los grandes riesgos a los que se mantienen atentos los inversores es el desenlace con el que termine el acuerdo de Brexit. Son varias las cotizadas del Ibex 35 que tienen presencia en Reino Unido y que podrían ver afectada su cotización en el caso de que el país británico no llegue a un acuerdo con la Unión Europea (UE), aunque todo apunta a que este se anunciará antes de que termine el 2020. A pesar de que se produzca este pacto, la ruptura con Reino Unido marcará el avance de los parqués europeos en los próximos meses. 

«Por un lado, un gran riesgo para la bolsa española es la situación del Brexit, donde las negociaciones continúan alargándose en el tiempo, tensando la cuerda en los últimos días debido al no de Francia a ceder más en términos de pesca. Un no al acuerdo podría poner en riesgo a muchas empresas del Ibex, ya que presentan una exposición muy alta en suelo británico, como es el caso de Telefónica, IAG, Santander o Banco Sabadell. No obstante, si se produce un acuerdo amistoso, podríamos ver “calma” entre los inversores, pero habrá la consecución de meses siguientes», añade Morín.

Vacunas

En breve comenzará la campaña de vacunación en la mayor parte de países de la Unión Europea y en España. Esto impulsa las esperanzas de los inversores y podría suponer un importante catalizador para las bolsas que confían en que la vacuna suponga la apertura de fronteras y la recuperación de la movilidad y del turismo. Sin embargo, la posibilidad de que la campaña de vacunación no funcione como se espera podría ser una amenaza para los parqués de todo el mundo.

«Otro factor importante a tener muy presente es que, en la actualidad, el mercado descuenta ya un escenario en el que las vacunas se muestran eficaces y seguras. Sería un golpe muy duro para los mercados que las vacunas fallasen. De hecho, la OMS y los laboratorios ya se han apresurado a decir que las vacunas probablemente sean efectivas ante las mutaciones del virus, pero la nueva cepa británica es una luz roja que conviene no perder de vista, ya que podría haber más cepas en el futuro», señala el analista de IG Markets.

Cambio en la presidencia de EEUU

Por último, hay que recordar que se acaban de celebrar recientemente las elecciones presidenciales en Estados Unidos (EEUU), que han dado la victoria al candidato demócrata Joe Biden. A pesar de que todavía se desconoce cuál será el rumbo que tomará el nuevo presidente, los inversores tendrán que permanecer muy atentos a algunas de sus decisiones tanto en materia de comercio como de relaciones exteriores.

«Un elemento más que podría suponer un riesgo para los alcistas es la llegada de Biden a la Casa Blanca en enero. Todos esperamos un giro de 180 grados en las políticas de Estados Unidos, porque achacamos las mismas a la personalidad de Trump, pero tal vez pueda haber alguna decepción importante si el rumbo de Biden recuerda al de su predecesor. Cabe recordar que la política exterior es una política de Estado y no de Gobierno, por lo que no sería raro que la línea de Biden fuera más continuista en muchos sentidos de lo que algunos están descontando», remarca Morín.

A pesar de ello, su llegada a la Casa Blanca sí podría beneficiar a las compañías españolas que se encuentren en el mercado de las energías renovables, ya que el líder de los demócratas se ha mostrado siempre a favor de este sector. «Finalmente, con la llegada de Biden, las inversiones en el verde será un punto a tener en cuenta en el año 2021, y más para muchas empresas españolas, entre ellas Acciona, cuya inversión en paneles fotovoltaicos en Estados Unidos podría superar los 3000 millones de euros», destaca Morín.

Lo último en Economía

Últimas noticias