Nueva ley de arrendamientos urbanos

El sector inmobiliario critica las medidas del Gobierno sobre desahucios: «Son populistas y cortoplacistas»

El sector inmobiliario critica las medidas del Gobierno sobre desahucios: «Son populistas y cortoplacistas»
Viviendas.

El Gobierno ha introducido un nuevo foco de incertidumbre en el mercado inmobiliario: prohibirá los desahucios por el impago del alquiler en zonas tensionadas. La nueva ley de arrendamientos urbanos que el Ejecutivo modificará en los próximos meses -previo pacto entre Carmen Calvo y Pablo Iglesias- «da alas a la ocupación ilegal y anima a la gente a que no pague las rentas», según denuncian los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona.

Este nuevo movimiento del Gobierno socialcomunista contrasta con las medidas aplicadas por el ejecutivo de Zapatero, que defendió e impulsó el desahucio exprés para proteger a los propietarios frente a los inquilinos morosos. Esa es precisamente otra de las críticas que lanzan los Agentes de la Propiedad: los dueños de los inmuebles están desamparados.

“Es evidente que hay que tener en cuenta la vulnerabilidad de determinados colectivos, pero eso no quiere decir que se afecte al sector privado. Hay pequeños o medianos tenedores que complementan sus pensiones con los alquileres y ahora están más desprotegidos. No hay seguridad jurídica para ellos”, dice a OKDIARIO Montserrat Junyent, responsable de asesoría jurídica del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona.

¿Cuales serán las consecuencias de prohibir los desahucios por el impago del alquiler? La respuesta es unánime: menos oferta en el mercado y menos inversiones.

La consultora inmobiliaria Colliers Internacional también deja claro el malestar mayúsculo que hay en el sector y pide ayudas públicas en el caso de que no puedan desahuciar a los inquilinos. «Si el Gobierno no quiere que le eche, que me pague la renta el Gobierno».

Desde el portal inmobiliario pisos.com entienden que hay que proteger a los colectivos más vulnerables, pero a la vez definen la medidas que está tomando el Gobierno como «parches paliativos coyunturales que introduce incertidumbre».

Planes a largo plazo 

Tanto los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona como el portal pisos.com piden que se establezcan planes a largo plazo que aporten seguridad a los propietarios. «Hay que sentarse con todos los actores del mercado con miras más altas. El parque de viviendas social debe ser estable», dice Montserrat Junyent. 

«Lo deseable sería que estos sectores de la población tuvieran la posibilidad de ser realojados en viviendas sociales y asequibles de alquiler, pero el parque actual es mínimo», añade Ferran Font, director de estudios del portal inmobiliario.

A la espera de que se apruebe la nueva ley de arrendamientos urbanos, el Gobierno sigue dando pasos adelante en la intervención del mercado inmobiliario. Lo ha hecho a través de un Real Decreto Ley aprobado en el último Consejo de Ministros, que amplía la protección por situaciones de desahucios. La norma incluye una nueva definición de colectivo vulnerable, extiende el nivel de renta de referencia y -entre otras cosas- amplía hasta 2024 la prórroga de la suspensión de lanzamientos.

Lo último en Economía

Últimas noticias