Informe de Recaudación de la Agencia Tributaria

Hacienda advierte de una «ralentización más intensa» en el sector privado hasta febrero

La Agencia Tributaria, dependiente del ministerio de Hacienda, advierte en su último Informe Mensual de Recaudación, correspondiente a febrero, de una "ralentización más intensa" en los ingresos por IRPF del sector privado respecto a 2018. La subida de los ingresos por el incremento de las pensiones y de los sueldos públicos sostiene la recaudación, que ha crecido en los dos primeros meses del año un 5,7% frente al 7,6% de media del año pasado.

Hacienda advierte de una «ralentización más intensa» en el sector privado hasta febrero
María Jesús Montero, ministra de Hacienda.

El sector privado acusa por tanto la manida ralentización de la economía, que el Gobierno defiende con el argumento de que España sigue creciendo por encima de la zona euro -Italia está en recesión-, y apunta si se mantiene la tendencia a una situación aún peor para las arcas públicas.

Según explica la Agencia Tributaria en su informe de Recaudación de febrero, «en el sector privado la ralentización respecto al conjunto de 2018 es más intensa, tanto en las Grandes Empresas como en las pymes, mientras que en las Administraciones Públicas el crecimiento -de los ingresos tributarios- es superior al observado a finales de 2018».

La Agencia cifra ese «crecimiento superior» en los ingresos de las Administraciones Públicas en enero y febrero de este año por las retenciones de IRPF en el 6,8%, «con una subida similar en salarios y pensiones». No hace falta recordar que eso significa que aunque los ingresos suben, lo hacen porque los gastos -pensiones y salarios de los funcionarios- han subido en la misma medida.

Como se ve en la imagen -tomada del Informe de Recaudación de febrero-, los ingresos homologados en lo que va de 2019 por el IRPF crecen a un ritmo del 5,7%, cifra inferior a la tasa de crecimiento de 2018 y de 2017. También es inferior si lo comparamos por trimestres.

Empleo

Buena parte de ese crecimiento se produce en el sector público. Mientras, en el sector privado la situación es peor. «En las Grandes Empresas las retenciones aumentan lo mismo que en el cuarto trimestre de 2018 debido a que el ritmo de creación empleo parece haberse estabilizado en estos meses», advierte la Agencia.

Por lo tanto, aunque los ingresos tributarios por IRPF pueden tener el efecto positivo respecto al año pasado de la subida de los salarios, tendrá en cambio el efecto negativo de que la creación de nuevos puestos de trabajo será menor. El Gobierno espera crear unos 300.000 nuevos puestos de trabajo, frente al medio millón de 2018.

Son solo dos meses, pero apunta tendencias. Y se trata de datos homologados, es decir, sin tener en cuenta los mayores gastos por el pago de las prestaciones por maternidad, que la Agencia estima en 675 millones de euros entre enero y febrero.

Déficit

El resultado de esto es que en los dos primeros meses el déficit del Estado ascendió hasta un 0,94% del PIB, superior al -0,84% de los dos primeros meses de 2018 -afectado por el citado pago de las devoluciones de las prestaciones por maternidad-.

La nueva previsión del Gobierno, anunciada este viernes por la ministra del ramo, María Jesús Montero, es que el déficit se sitúe a final de año en el 2%. Sin embargo, la propia Montero ha explicado que si no hay Presupuestos, el déficit se podría ir al 2,2%-2,4%. «Por eso estamos trabajando ya en tomar medidas para bajarlo al 2% por si no hay Presupuestos», ha señalado este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Lo último en Economía

Últimas noticias