Empleo

Miles de parados temporales no cobrarán hasta el 10 de mayo por la falta de personal en el Ministerio de Trabajo

Miles de parados temporales no cobrarán hasta el 10 de mayo por la falta de personal en el Ministerio de Trabajo
SEPE

La propagación del coronavirus en España está impactando fuertemente en el mercado laboral del país. Según los datos oficiales reconocidos por el Ministerio de Trabajo son alrededor de 620.000 empleados los que ya han solicitado al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la prestación por desempleo, después de que sus empresas hayan presentado un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

Otras asociaciones como ATA o Cepyme sitúan entre los 1,6 millones y los tres millones los trabajadores afectados. El próximo día 10 de abril todos ellos deberían cobrar el paro por ERTE, que consiste en el 70% de la base reguladora del salario del trabajador durante los seis primeros meses. Sin embargo, la falta de personal y la saturación que existe actualmente en la oficina del SEPE ha impedido que el 31 de marzo, fecha en la que se cierran las nóminas del mes anterior, se hubieran gestionado todos los expedientes.

La consecuencia de esta falta de recursos implicará que miles de afectados por un ERTE no reciban su prestación por desempleo hasta el próximo 10 de mayo, una vez hayan sido registrados en el cierre de nómina correspondiente al mes de abril. Y es que, pese a que el sistema informático de la oficina del SEPE permanece abierto el fin de semana, la oficina de servicio público no cuenta con los efectivos necesarios para adelantar el trabajo.

Retrasos

Fuentes cercanas al SEPE confirman a OKDIARIO que «la autoridad laboral competente (las direcciones generales de empleo de las comunidades autónomas), que son las que tienen que autorizar los ERTE por causa de fuerza mayor según el real decreto 463/20, está denegando muchos de ellos por entender que no existe tal causa«.

Además, la mismas fuentes remarcan que «también están tardando excesivamente en autorizar los que sí atienden a esa causa, mucho más del plazo de cinco días, habiendo comunidades que incluso han ampliado dicho plazo». Por ello, era prácticamente imposible que el compromiso adoptado por el Gobierno de que todos o la mayoría de los parados cobrasen en abril se cumpliera.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han demandado en numerosas ocasiones la necesidad de incorporar más personal a las oficinas de empleo, y han denunciado que estas se encuentran «diezmadas debido a las dispensas que se han producido por distintas casuísticas, todas ellas relacionadas con esta pandemia».

Falta de personal

El SEPE está integrado por 7.900 trabajadores, de los cuales sólo alrededor de 5.000 están cubriendo de manera directa o indirecta (teletrabajo) la enorme carga de trabajo a la que se enfrenta el servicio en estos días como consecuencia de la pandemia. Las oficinas están a la espera de los 1.000 trabajadores que el Gobierno de Sánchez prometió para reforzar el trabajo en esta crisis sanitaria.

Sin embargo, desde el SEPE alertan de que está incorporación se está produciendo muy despacio, por lo que no supone todo el apoyo que el servicio de empleo público esperaba por parte del Ejecutivo. Desde CSIF ya han alertado al director general del Organismo que el número de incorporaciones “temporales” es extremadamente escaso.

Lo último en Economía

Últimas noticias