mientras pierde 114 millones hasta junio

Duro Felguera gasta 216.000 euros en dos meses en abogados y sitúa a un experto concursal en el consejo

Duro Felguera gasta 216.000 euros en dos meses en abogados y sitúa a un experto concursal en el consejo
Duro Felguera.

La cúpula de Duro Felguera, que dirige José María Orihuela, ex directivo de Sacyr, ha gastado más de 200.000 euros entre julio y agosto en abonar facturas al despacho de abogados Ontier por sus servicios jurídicos civiles y hasta penales. Una cantidad que se suma a los 200.000 euros que ha gastado sólo entre agosto y septiembre para que se publiquen noticias positivas de la compañía y otros gastos más propios de una empresa de más tamaño y, sobre todo, que no haya pedido un rescate de dinero público de 100 millones de euros.

Se da la circunstancia de que Duro Felguera ha registrado unas pérdidas de 114 millones de euros hasta junio y que ha lanzado públicamente mensajes, el propio Orihuela, que advierten de que la compañía entrará en concurso de acreedores si no recibe el rescate público solicitado a la SEPI. A finales de agosto, la firma asturiana de ingeniería solicitó formalmente adherirse al fondo de ayudas aprobado por el Gobierno para las empresas estratégicas afectadas por el coronavirus.

Pese a ello, Orihuela ha incurrido en numerosos gastos que fuentes internas y externas rechazan por la situación que atraviesa la compañía. El consejero delegado de la firma ha contratado a asesores políticos como los ex ministros socialistas José Blanco, Valeriano Gómez y Jordi Sevilla, consultoras de comunicación y bufetes de abogados a precios excesivos, según denuncian internamente. «Todo dirigido a mantenerse él al frente de una empresa centenaria», señalan sus críticos.

Duro Felguera abonó el 31 de agosto tres facturas al despacho Ontier por valor de 48.617 euros, 41.745 euros y 90.750 euros en concepto de «asesoramiento jurídico»: en total, casi 180.000 euros

De acuerdo con los documentos consultados, Duro Felguera abonó el 31 de agosto 48.617 euros al despacho de abogados Ontier en concepto de «asesoramiento legal en materia penal prestado a Duro Felguera durante el mes de agosto». Ese mismo día abonó a este despacho otra factura de 41.745 euros «por asesoramiento jurídico prestado». Y de ese mismo día es otra factura de este bufete por valor de 90.750 euros en concepto de «regularización honorarios correspondiente a las horas incurridas durante los meses de julio y agosto». En total, casi 180.000 euros en un día.

Tres días antes, este mismo bufete presentó otra factura de 6.050 euros por «asesoramiento jurídico prestado durante el mes de agosto». Y el 28 de julio, un mes antes, factura similar de 6.050 euros por «asesoramiento jurídico prestado durante el mes de julio».

Despidos de directivos

La factura de los abogados se ha disparado debido a la purga de directivos que ha iniciado este año Orihuela en la compañía. En julio despidió al entonces director general, Javier García Laza, ex número dos de la firma asturiana, y de Alfonso Gordon, ex director de Recursos Humanos. Ambos han presentado una denuncia por injurias contra la presidenta no ejecutiva, Rosa Aza, que les acusó públicamente de filtrar información confidencial de Duro Felguera. De ahí los gastos «penales» en los que ha incurrido la compañía.

Esos despidos son además el resultado de un ‘forensic’ que realizó Orihuela antes de verano y que ha derivado en varios despidos de ex directivos -otros tres salieron en octubre: Ignacio Rodríguez Canseco, Director de Compras Corporativo, a Juan José Herrero, Director de Organización y Métodos, y a Roberto Pérez, Director de Riesgos-, por pérdida de confianza, según fuentes oficiales de la ingeniería. Movimientos que han acarreado los correspondientes conflictos judiciales.

Además, se da la circunstancia de que, en septiembre, Orihuela recurrió al consejero delegado de Ontier, Bernardo Gutierrez de la Roza, para sustituir al secretario del Consejo, Secundino Felgueroso. Gutierrez de la Roza -que es el secretario del consejo y el jefe del bufete externo que asesora a la empresa en los despidos- es un experto abogado en procesos concursales, como refleja en su currículum: «Abogado líder en las áreas de insolvencias y reestructuración de empresas por los directorios legales e internacionales de mayor prestigio».

Orihuela ha colocado por tanto en la compañía un abogado experto en concursos de acreedores, una de las opciones que hay encima de la mesa y casi la única que servirá para que él continúe al frente

Orihuela ha colocado por tanto en la compañía un abogado experto en concursos de acreedores, una de las opciones que hay encima de la mesa para Duro Felguera y casi la única que servirá para que él continúe al frente de la compañía. La opción del rescate público probablemente incluirá su salida -la SEPI se ha guardado el derecho a nombrar el consejero delegado de Air Europa, primera compañía que ha ‘rescatado’- y también saldrá del consejo si finalmente se acepta la opción que ha propuesto el empresario Blas Herrero.

Esta es la razón, dicen sus críticos internos, por la que Orihuela está torpedeando todas las opciones de venta de la compañía. Lo hizo con la de DSA Group antes de verano, como adelantó este diario, y lo está haciendo con la de Herrero.

Lo último en Economía

Últimas noticias