Compra de Evo Banco

La dirección de Evo no puede asegurar la continuidad de toda la plantilla

Evo Banco
Oficina de Evo Banco en Madrid (Foto: GOOGLE STREET VIEW).

La dirección de Evo Banco no puede asegurar la continuidad de toda la plantilla ante la posible compra de Bankinter. Así se lo han transmitido los directivos de la entidad a los trabajadores que, cuando han cuestionado a la dirección la posibilidad de que haya despidos, no han tenido una respuesta clara. "Ni afirman ni desmienten", explican fuentes conocedoras.

La consejera delegada de Bankinter, Dolores Dancausa, advirtió esta semana de que, en caso de que den algún paso, solo estarán dispuestos a comprar una parte de los negocios de Evo Banco. En todo caso, la máxima responsable de la entidad dejó claro que “si al final llevamos a cabo esta compra, seremos capaces de convencer a los analistas, a los clientes y a todos los interesados de que esta operación será buena para el banco”. 

Hablando en plata: Bankinter sólo está dispuesto a comprar determinados segmentos de Evo Banco, lo que ha provocado mucho miedo en la plantilla de la entidad, que sabe que si no se vende el banco entero, sus puestos no están asegurados. De este modo, tanto los empleados, como Evo, como Apollo, desearían que se vendiera la totalidad de la entidad por unos 300 millones de euros, sin embargo, no será Bankinter quien cierre esta operación.

Los trabajadores, así las cosas, esperan que llegue un caballero blanco salvador que esté interesado en la totalidad de la entidad, lo que aseguraría los puestos de trabajo de las 362 personas que aún ejercen en las escasas cinco oficinas que todavía le quedan a Evo Banco.

Con algo más de un millón de clientes, Evo gestiona casi 5.000 millones de euros en activos, algo más de 3.000 millones en depósitos, y unos 2.700 millones de euros en créditos. Su tasa de mora, del 3,22%, y su solvencia (10,69%), hacen de la entidad un activo interesante… por el que, de momento, nadie puja al completo.

Lo último en Economía

Últimas noticias