La digitalización es una herramienta vital para la sostenibilidad y la supervivencia del sector manufacturero

La digitalización es una herramienta vital para la sostenibilidad y la supervivencia del sector manufacturero
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La tecnología es una herramienta vital para que la industria manufacturera sea cada día más y más eficiente, sobre todo si las compañías del sector quieren hacer frente a los retos actuales donde la sostenibilidad, la eficiencia y la rentabilidad van de la mano. Entre otros aspectos, la digitalización implantada en toda la cadena de valor reduce los costes de producción y logística alrededor de un 20%, e insufla oxígeno al funcionamiento de cualquier organización empresarial, garantizando su continuidad futura de la misma.

Estas son sólo algunas de las conclusiones a las que se llegaron en la jornada ‘Transformación y nuevas soluciones digitales para la industria manufacturera’ organizada por Telefónica Empresas y que se celebró en la sede de Escuela 42 de Urduliz (Bilbao) a principios del mes de octubre. Una jornada en la que participaron expertos de Telefónica, clientes como Gestamp, DBSchenker, Celsa, Duro Felguera, Solt Sea Farm, Tubacex y Gobierno Vasco y partners como Teamviewer y Nozomi, que contaron en primera persona su experiencia sobre digitalización en el ámbito industrial, así como los proyectos que hay en marcha actualmente.

La jornada comenzó analizando el impacto de la pandemia en el sector manufacturero y el acelerón en el proceso de digitalización y revolución tecnológica que tuvo que abordar casi a marchas forzadas, así como los nuevos retos de futuro que se pusieron sobre la mesa y la necesidad de buscar a los aliados adecuados para salir airosos de una transformación que garantizarán la supervivencia de la industria y, por tanto, la competitividad económica del país.

Sobre la importancia de la digitalización en toda la cadena de valor de una compañía industrial puso el foco Javier Benito, director de Telefónica Euskadi: “El modelo de industria 4.0, donde todo el proceso industrial está digitalizado, desde la planificación hasta la logística o la postventa, permite obtener información en tiempo real que hace que la cadena de valor sea cada día menos lineal y que se den experiencias a la altura de la personalización del producto que tendrá impacto en la cada vez mayor flexibilización de la producción, así como en la planificación avanzada en entornos de baja previsibilidad, como fue el caso de la pandemia”.

Los procesos digitalizados, la clave de la transformación

Y es que en el contexto actual, donde todo va a una vertiginosa velocidad, los procesos digitalizados interconectados por datos y el posterior tratamiento avanzado de éstos son las claves de la transformación del sector manufacturero. Un sector manufacturero, por otro lado, que tiene un peso importante en nuestro PIB y ha sido siempre bastante estable desde 2014, situándose en el entorno del 20%; aunque tras la llegada del Covid-19 sufrió un pronunciado retroceso hasta el entorno del 18% e, incluso, en el 15% en el momento más cruento.

En este camino de digitalización, que encierra grandes beneficios, Benito destaca que varios habilitadores que marcarán el cambio de piel de la industria serán la “conectividad crítica” a través de la cual se obtendrán datos e información “fiables, en tiempo real y con garantías”, así como “plataformas” que procesen la información obtenida y “la trasladen al modelo de negocio” gracias a las herramientas de “Big Data e Inteligencia Artificial (IA) que elevarán el valor de la información obtenida”. Eso sí, también advirtió el directivo de Telefónica que es imprescindible contar con servicios de ciberseguridad eficientes que protejan los datos y resultados obtenidos, algo que no habían necesitado hasta hace relativamente poco tiempo.

Y es que, tal como expuso Dario Cesena, CEO de Geprom, compañía perteneciente a Telefónica Tech en 2021, la industria “está aún muy alejada de la digitalización deseada” y “tiene demasiada información en papel que genera errores e ineficiencias”. Por tanto, afirmaba que lo “deseado” es la existencia de herramientas que “permitan que en los procesos de planta haya un modelo único de datos que evite tener islas y una torre de control donde haya visibilidad de los procesos principales”.

La importancia de los aliados

En su gran mayoría, además, la industria está conformada por medianas empresas que requieren de especialistas en digitalización, al no contar con áreas especializadas que se dediquen sólo a implementar herramientas tecnológicas que les ayuden en su transformación y ahí juegan un papel fundamental empresas como Telefónica, un actor relevante a la hora de aplicar los “habilitadores” citados en la industria, teniendo en cuenta, además, las especificidades propias del sector para cubrir todas sus necesidades.

Telefónica, en este sentido, y a través de los conocimientos de Geprom, posee la capacidad de integrar herramientas muy enfocadas a la industria, gracias al gran conocimiento de las empresas industriales. Impulsa, además, un ecosistema de alta competitividad de partners que crean sinergias y contribuyen al crecimiento del tejido industrial al poder aportar una visión y una estrategia de 360 grados, de extremo a extremo.

Procesos de digitalización en primera persona

Y es que la digitalización debe llevarse a cabo con el fin de poner solución a los problemas del día a día de las empresas industriales, tal como quedó reflejado en el bloque de la experiencia de los clientes y partners de Telefónica.

En este sentido, desde Stolt Sea Farm, una compañía que cría en piscifactorías rodaballo y después lo procesa, transforma y envasa para envío a cliente, explicaron que para “la planificación a corto y largo en la previsión de ventas para poder reponer nuestros rodaballos en las piscifactorías es un aspecto crítico para el negocio”. Por eso, y para atajar este problema, han impulsado un ambicioso proyecto de planificación dedicado a la cría del rodaballo y digitalización que controla a través de una torre de control todo el proceso: de la piscifactoría hasta el cliente final.

Por su parte, la compañía logística DB Schenker comentó cómo han mejorado la eficiencia en la entrada de paquetes en los almacenes con arcos con visión artificial pueden hacer una medición volumétrica de toda la carga así como asociar la misma al cliente correspondiente gracias a la lectura también automática de la etiqueta. Con ello han conseguido ser más eficientes en la optimización de los medios de transporte, reducir tiempos y mejorar la satisfacción del cliente.

Se trató, además, cómo el 5G o la automatización mediante AGVs, entre otros, han transformado los procesos intralogísticos. En este caso, Gestamp, compañía de la industria auxiliar del automóvil, tuvo la oportunidad de compartir con el auditorio cómo están digitalización la intralogística haciéndola mucho más inteligente y cómo están agilizando la toma de decisiones gracias a la Smart Factory, altamente conectada y digitalizada.

Otro éxito es el de Teamviewer, un software para el acceso remoto, así como para el control y el soporte en remoto de ordenadores y otros dispositivos, que señaló el impacto que había tenido en su modelo de negocio el uso de la realidad aumentada. Les ha permitido, entre otras cosas, ser más eficientes en los procesos de mantenimiento usando la asistencia remota, mejorar la calidad gracias al guiado de operarios y dar mejor y más formación a personal cualificado.

No descuidar la ciberseguridad

Y, por último, se expuso la importancia de la protección de las empresas del sector en el ámbito de la ciberseguridad. Desde Telefónica ofrecen un servicio de protección a las fábricas que inspecciona el tráfico de la red para visualizar los activos conectados a la misma, analizar las vulnerabilidades y detectar las posibles amenazas del entorno, todo ello basado en la tecnología de Nozomi Networks, empresa líder en ciberseguridad de entornos industriales e internet de las cosas.

Se finaliza con una mesa redonda en la que participaron Anna Casals, directora de Innovación de CELSA; Fernando Riaño García, director de Sistemas Inteligentes de Duro Felguera; Juan Carlos Moro, CEO Iberia en DB SHENKER; Javier González, chef digital officer en Tubacex; Manuel Rey, CIO de Stolt Sea Farm, y Leyre Madariaga, directora de transformación digital del Gobierno Vasco.

Las jornadas en Escuela 42 de Bilbao abordaron la marcha de proyectos de digitalización y eficiencia que están llevándose a cabo en el sector como el de las compañías siderúrgica CELSA o la empresa de fabricación de estructuras tubulares Tubacex. Dos empresas que están implementando analítica de datos en sus producciones, optimizar sus inversiones y elevar sus planes de ciberseguridad para proteger sus factorías.

El cierre lo puso Iván Vidal, director de Proyectos Europeos de Telefónica, quien expuso los desafíos a los que se enfrenta el sector manufacturero ante un contexto de inestabilidad internacional, sobre todo marcado por la guerra de Ucrania, el encarecimiento de la energía e, incluso, la falta de ella, poniendo en jaque la llegada de materias primas y la capacidad de poder tratarlas.

El sector manufacturero es clave para la economía

Ante este escenario, Vidal cree que un “sector manufacturero fuerte y resiliente es una de las principales claves para que la economía sea capaz no ya de recuperarse, sino de proyectarse a futuro con solidez”. Por tanto, cree que “la digitalización debe convertirse en uno de los aliados que permita a las compañías ser más sostenibles, reduciendo costes de producción, añadiendo valor al producto y generando nuevos modelos de negocio gracias al conocimiento del cliente, lo que mejorará las ventas”.

Y terminó Vidal dando unas cifras reales sobre la eficacia probada de la digitalización de las empresas del sector: “La toma de decisiones es más rápida con la recolección de datos. Así se consigue por ejemplo, gracias a la reducción de los tiempos, que los costes logísticos de producción disminuyan hasta en un 20%, y los inventarios, lo hagan entre un 30 y un 50%”.

Lo último en Economía

Últimas noticias