Motor

Daimler prevé cerrar en 2024 la venta de sus concesionarios en España

Daimler
Daimler

El grupo Daimler, propietario de Mercedes-Benz, planea vender su red de concesionarios en España para reducir los costes fijos asociados y reorientar el tipo de negocio tras el impacto de la crisis del coronavirus en el sector de la automoción. Según han confirmado fuentes de la compañía en conversaciones con este OKDIARIO, el gigante automovilístico alemán prevé ejecutar la venta de 11 de los 12 concesionarios que tiene en España entre 2023 y 2024.

«No se venderán hasta 2023 o 2024», explican las citadas fuentes a este diario haciendo referencia a la red de concesionarios de la compañía germana. Una operación que entra en el marco del plan estratégico de reducción de costes que el grupo automovilístico anuncio en otoño de 2020 para hacer frente al impacto que asestado la pandemia en el negocio, gracias al que pretende ahorrar un 20% de los costes operativos para 2025.

En concreto, el fabricante automovilístico alemán cuenta con 12 centros propios de distribución de vehículos en España y 11 de ellos ya tienen colgado el cartel de venta a excepción del centro de camiones y furgonetas de Pinto (Madrid) que continuará siendo filial de Mercedes-Benz España Trucks más allá de 2024. El resto, seis centros en la Comunidad de Madrid, cuatro en la Comunidad Valenciana y uno en Castilla-La Mancha, dejarán de estar en manos de la compañía en los próximos tres años.

Según ha podido saber OKDIARIO, Daimler se encuentra en conversaciones con con diferentes posibles inversores interesados en la compra de la red de concesionarios en España. No obstante, los tiempo de la negociación no están marcados en el calendario, ya que Daimler tiene como prioridad mantener la continuidad y asegurar el mejor futuro tanto para la empresa como para los trabajadores.

España no es el único país en la lista. Daimler está evaluando la opción de vender concesionarios propios y talleres en Reino Unido y Bélgica. De esta manera, la compañía podría ahorrarse hasta 1.000 millones de euros en tres años para esquivar los efectos secundarios del impacto de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, la compañía ha destacado que «no se trata de una cuestión de ahorro, si no de reordenación del negocio de las redes de distribución a la realidad de hoy en día tras el impacto de la pandemia. En Mercedes-Benz queremos reenfocarnos más en el producto y el cliente, y creemos que lo mejor es no tener ahora este negocio en nuestro portafolio», explican fuentes del fabricante automovilístico alemán.

La venta de estas sucursales no significará el cierre del concesionario como tal, sino que se hará todos los esfuerzos por parte de la compañía para que la parte compradora siga llevando el negocio de venta y post-venta de los vehículos de Mercedes-Benz. Una propuesta a la que también se ha sumado el grupo Stellantis en toda su red de distribución en Europa, resultante de la fusión de PSA y FCA-.

Lo último en Economía

Últimas noticias