Gestión de patrimonios

Credit Suisse banca privada da todo el poder a Íñigo Martos tras la salida de Miguel Matossian

Martos llevará el Sur de Europa desde Madrid y no habrá otro jefe para España

Matossian, el banquero privado más conocido, abandonó la entidad en julio tras perder la batalla con Martos

Colombás Credit Suisse
Sede de Credit Suisse.

Credit Suisse, el segundo banco suizo, no nombrará jefe de banca privada (gestión de altos patrimonios) en España tras la salida en julio del histórico Miguel Matossian. En vez de eso, nuestro país pasará a ser responsabilidad directa del jefe del Sur de Europa, Íñigo Martos, que pasa a ser el nuevo hombre fuerte de la entidad y que trasladará su base de operaciones de Zurich a Madrid, según fuentes cercanas a la entidad.

De hecho, la jubilación de ‘Mico’ Matossian -publicada por ‘El Confidencial’- se produce tras una pugna con Martos, explican estas fuentes. Este último ha contado con el apoyo de la mayor parte del equipo de Credit Suisse en España, que estaba dolido con una serie de despidos que acometió el primero en 2018. Después de perder la batalla, Matossian rechazó una presidencia no ejecutiva y ha abandonado la firma con una «jugosa» indemnización, si bien la cifra concreta no ha trascendido. De momento, nadie de su equipo ha seguido sus pasos.

El vencedor, Íñigo Martos, también lleva muchos años en el banco y era responsable de banca privada para el Sur de Europa con sede en Zurich (es decir, estaba por encima de Matossian). Ahora, combinará esa responsabilidad con la de España desde septiembre y va a trasladar su residencia a nuestro país en enero para estar más pegado al terreno y a los clientes, según las fuentes citadas.

Heridas abiertas desde 2018

Credit Suisse, que gestiona algunas de las principales fortunas españolas y latinoamericanas (como las de Villar Mir, Luca de Tena o González-Gordon, dueños de González Byass), sufrió fuertes turbulencias en 2018, tras incumplir los objetivos de 2017 por la entrada en mora de un crédito de 25 millones con uno de sus principales clientes y por una multa de 1,2 millones que le impuso la CNMV por cobrar incentivos para comercializar fondos de otras gestoras (las famosas retrocesiones de comisiones).

Ese año, Matossian tuvo que ejecutar cinco despidos, vio cómo Borja Martos (hermano de Íñigo) fichaba como jefe de banca privada de Deutsche Bank y sufrió la salida de otros nombres importantes hacia el banco alemán y hacia el también suizo Lombard Odier. Entre los que se fueron al Deutsche también se encontraba Nicolás Cotoner, primo de Íñigo y Borja Martos. En 2019 trató de rehacer la estructura en España con varios fichajes desde Bankinter, ATL Capital y Fisher Investments.

Estos movimientos abrieron heridas profundas en la plantilla del banco suizo y ahora Íñigo Martos ha «ajustado cuentas», según las fuentes, forzando la salida de Matossian. Y ha completado la jugada con la asunción de estos plenos poderes en Europa del Sur y en España, si bien en nuestro país estará por debajo del argentino Wenceslao Bunge , responsable de todo Credtit Suisse (banca de inversión, gestión de activos y banca privada). Un movimiento que, por otro lado, eleva notablemente el peso de Madrid en la estructura mundial de la banca privada de Credit Suisse.

Lo último en Economía

Últimas noticias