Colonial pone a la venta sus naves logísticas valoradas en casi 500 millones

colonial
Junta General de Accionistas de Colonial.

Colonial ha abierto la puerta a una eventual venta de su cartera de quince naves logísticas, que suman algo más de medio millón de metros cuadrados de superficie y que a cierre de 2018 presentaban un valor de mercado de unos 480 millones de euros.

"Hemos abierto un periodo de reflexión estratégica para analizar las distintas alternativas, como puede ser la desinversión u otras", indicó el consejero delegado de la compañía, Pere Viñolas, sobre estos activos.

De esta forma, la socimi abre la posibilidad de vender estos activos heredados de Axiare, la socimi que compró el pasado año, tal como el diario Cinco Días adelanta en su edición de este miércoles.

En un principio, Colonial apostó por mantener estos centros en cartera a pesar de que no formaban parte de su tradicional negocio de alquiler de la cartera de oficinas que tiene en el centro de Madrid, Barcelona y París, valorada en 9.942 millones de euros.

Desinversión de inmuebles

No obstante, la firma se abre ahora a su desinversión, al igual que ya hizo el pasado año con otros inmuebles, incluso de oficinas, procedentes de Axiare que no consideraba estratégicos.

La eventual puesta en el mercado de estos centros logísticos tendría lugar en pleno alza de la demanda de este tipo de activos, impulsada por el auge que el comercio electrónico registra en el país.

En concreto, Colonial cuenta con quince centros logísticos, que suman 560.382 metros cuadrados de superficie y ubicados en las principales vías de acceso a Madrid, Barcelona y Sevilla.

España, tercer país

En su intervención en la escuela de negocios, el consejero delegado de Colonial ratificó la intención de extender su actividad de arrendamiento de oficinas a un tercer mercado europeo, más allá de España y Francia, pero en el "medio o largo plazo".

"Tácticamente, actualmente no se da el momento para abordar la entrada en un nuevo mercado, pero es lo normal para el medio o largo plazo", indicó Viñolas.

En la actualidad, Colonial tiene la mitad de su negocio en Francia, en la cartera de edificios de oficinas que alquila en las principales zonas de París a través de su filial Société Foncière Lyonnaise (SFL).

En cuanto al crecimiento, recordó los 1.300 millones que actualmente invierte en el desarrollo de nuevos inmuebles de oficinas, fundamentalmente en Madrid, y su apuesta por el coworking a través de Utopicus.

En este sentido, Viñolas apuntó los retos que las nuevas tecnologías y las nuevas formas de trabajar que de ellas derivan están imprimiendo en los edificios de oficinas.

Asimismo, defendió las socimis como firmas captadoras del ahorro que buscan una inversión y una rentabilidad, una actividad de "reducido endeudamiento y riesgo y de largo plazo", para diferenciarla de la construcción de viviendas. No obstante, considera que todo el negocio inmobiliario "ha tomado conciencia de lo ocurrido en la crisis". "Hay gato escaldado", aseguró.

Lo último en Economía