El Colegio de Abogados de Madrid desobedece al Gobierno: contratan a los becarios pero en categoría inferior

Sede del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, ICAM.
Sede del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, ICAM.

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), la institución colegial más grande de Europa, ha tratado de zafarse de una de las sanciones que el Ministerio de Trabajo le impuso por no hacer contrato ni formar a sus becarios. 

Entre los reconocimientos que el acta de la inspección de Trabajo reflejó en el documento al que ha tenido acceso OKDIARIO está el de dar de alta en la Seguridad Social a los 25 becarios afectados; y hacerlo en la denominada ‘Categoría 1’, es decir, la que corresponde a los licenciados, que es lo que son los trabajadores en prácticas.

Además, el ICAM estaba obligado a hacerlo con carácter retroactivo desde el momento en el que cada uno de los anteriores becarios hubiera comenzado a ejercer su función, que no es ni mucho menos la de un trabajador en prácticas, sino la de un empleado prácticamente imprescindible en sus correspondientes departamentos, tal y como reconoció el Ministerio de Trabajo tras la inspección.

Becas

Este tipo de becas son frecuentes en el ICAM y, de hecho, suelen ser muy solicitadas entre los 78.000 colegiados adscritos a la que es la mayor institución colegial del Viejo Continente. Eso sí, tal y como reconocen los propios becarios las pruebas de acceso que dan acceso a la beca son «muy complicadas». Estas constan de un examen tipo test, una práctica escrita y una entrevista personal.

Uno de los principales problemas que los becarios afectados han visto una vez han sido seleccionados es que es obligatorio ser un abogado ejerciente, lo que conlleva pagar unas cuotas de colegiado que prácticamente se ‘comen’ los escasos 900 euros que cada uno de estos becarios se llevan… y hasta ahora sin cotizar a la Seguridad Social.

Las condiciones de esta beca son: una jornada de 25 horas semanales, flexibilidad horaria -de modo que pueda ser compatible con el ejercicio de la abogacía- y descuentos de hasta el 90% de los cursos de formación del ICAM, quizás el mayor ‘premio’ de estas becas.

Inspección de Trabajo

El ICAM fue cazado por Inspección de Trabajo, que ha sancionado al organismo con más de 350.000 euros por no hacer contrato a 25 de sus becarios, algunos de los cuales comenzaron a ejercer en 2016. Además, el acta señala al Colegio de Abogados de Madrid por «no formarles».

Ni educación, ni contrato. Así han estado 25 becarios del Colegio de Abogados de Madrid, que cuenta con más de 78.000 colegiados, hasta que Inspección de Trabajo obligó a la institución a hacer los pertinentes contratos para que los afectados pudieran cotizar a la Seguridad Social.

«Los hechos descritos, consistentes en no haber solicitado el alta de los trabajadores con carácter previo al inicio de la prestación de servicios, así como la consiguiente falta de cotización, constituyen infracción de lo dispuesto en los artículos 15.1, 2 y 3; 19.1, 26.1, 100.1, 102.1, 103.1, 104.1, 106.1, 2, 3 y 4 de la Ley General de la Seguridad Social», tal y como explica el acta de la Inspección de Trabajo, a la que ha tenido acceso en exclusiva OKDIARIO.

Lo último en Economía

Últimas noticias