Empresas

Coca-Cola se prepara para ajustes contables en España y Alemania por el coronavirus

La embotelladora europea de productos de Coca-Cola, Coca-Cola European Partners, establece que los mercados ibérico y alemán, que conforman dos de sus principales embotelladoras, podrían tener menos ventas de forma prolongada por el impacto de la pandemia en el consumo.

Coca Cola
Coca Cola

La pandemia del coronavirus está teniendo efecto en grandes y pequeñas empresas de prácticamente todos los sectores. El sector tecnológico se está viendo beneficiado pero es prácticamente el único al que la ‘nueva normalidad’ le genera más perspectivas de ingresos que la antigua. Para las empresas más unidas al ciclo económico, como los bancos o las empresas de gran consumo, la perspectiva es otra. En esa perspectiva se encuentra Coca-Cola European Partners, el gigante embotellador europeo de bebidas presidido por la española Sol Daurella.

CCEP, una empresa cotizada en los mercados de Londres, Ámsterdam, Madrid y Nueva York, ha avisado de que está preparándose para devaluar contablemente sus activos en España y Alemania, debido a la caída del mercado.

En sus cuentas publicadas al mercado el pasado jueves, en las que reportó una caída histórica en las ventas en España causada por el confinamiento, la embotelladora de Europa Occidental participada por The Coca-Cola Company y por inversores locales, dejó ver que el futuro puede traer consigo una menor actividad en algunos de sus mercados más importantes, y por tanto una depreciación contable de los mercados de Iberia (España, Portugal y Andorra, la antigua Coca-Cola Iberian Partners) y de Alemania con su filial Coca-Cola Erfrischungsgetränke GmbH.

La empresa avisa en sus cuentas de que este año el deterioro de activos no podía esperar al final del ejercicio, como cada año

La empresa avisa en sus cuentas de que aunque normalmente deteriora el fondo de comercio y sus activos intangibles cada año a final de año, «este año debido a la pandemia del covid-19 y las medidas de respuesta gubernamentales y su efecto en nuestro negocio, llegamos a la conclusión de que había que hacer el deterioro ya» según una norma contable.

Efecto de España

Hay que tener en cuenta que el mercado español ha sido con diferencia el peor de Coca-Cola European Partners este segundo trimestre del año. Mientras los mercados de Francia, Reino Unido, Norte de Europa y Alemania han caído entre un 15% y un 25%, el mercado español ha caído el doble: un 48%. Según explica la propia empresa, el mercado español y portugués, que era la joya de la corona de la empresa gracias a la potencia del consumo fuera del hogar gracias al turismo, también ha sido el más castigado. Por ejemplo, las ventas de productos en botella de vidrio, que tienen un gran margen para la empresa, han caído nada menos que un 85%.

Con este panorama, y aunque es pronto para saber si ciertos aspectos del mercado se recuperarán por completo y volverán a una posición similar a la anterior o ya nunca lo harán. Tal y como indica la empresa las divisiones de Iberia y de Alemania «continúan siendo las de significativamente mayor riesgo» debido a que los activos podrían estar valorados a un precio mayor al haberse realizado de forma reciente la fusión. Hay que recordar que Coca-Cola Iberian Partners nació en 2013 como el resultado de la fusión de siete embotelladoras independientes en España y Portugal, de las cuales Casbega (Madrid y centro) y Cobega (Cataluña y su región, la empresa propiedad de Sol Daurella) eran las más grandes. En 2016 se integró en CCEP.

Este periódico se ha puesto en contacto con fuentes oficiales de Coca-Cola European Partners que han puntualizado que hasta ahora la depreciación de activos es la parte de activos intangibles que se deprecian normalmente y que buena parte del mismo puede corresponder al efecto de las divisas al depreciar el fondo de comercio de los mercados de los países nórdicos.

Con respecto a los mercados alemán y de la Península Ibérica, la compañía alerta de que depreciará el fondo de comercio si continúa la caída en el mercado, y establece en un 1,2% de reducción en el crecimiento a largo plazo, las condiciones para tener que devaluar contablemente su negocio en España. «La reducción en el margen de beneficio operativo a largo plazo eliminaría el margen de maniobra». Sin embargo, aún consideran que para que esto se produzca, España tendría que volver a sufri un confinamiento prolongado junto con otros cambios en el mercado.

En el caso de Alemania, el escenario bajo el que tendrían que depreciar sus activos es de una caída del 2% en la tasa de crecimiento a largo plazo o un aumento del 1,5% en la tasa de descuento.

Los bancos lo hacen

Los principales bancos españoles, como son Banco Santander y BBVA, han aprovechado la situación de incertidumbre generada por el coronavirus para devaluar los fondos de comercio de compras de bancos exteriores, lo que les anota pérdidas contables pero mejora la posición relativa de sus grupos ante posible pérdidas futuras.

Una depreciación del fondo de comercio, pese a ser un movimiento contable, obedece a las perspectivas en el negocio a medio y largo plazo, que con esta crisis no hay duda de que están cambiando.

Lo último en Economía

Últimas noticias