Movilidad

Cabify y el socio principal de Uber diseñan una nueva patronal tras dar el portazo a Unauto

Moove Cars y Vector Ronda Teleport, la subsidiaria del grupo de Cabify que posee más de 2.000 licencias VTC, abandonaron la patronal Unauto y buscan dar un impulso a Aseval, una tradicional asociación que busca abrirse a otros conceptos de movilidad más amplios que tan sólo las licencias VTC.

Exclusiva: Cabify y Uber abandonan la patronal de las VTC

Cabify y el socio principal de Uber diseñan una nueva patronal tras dar el portazo a Unauto
Vehículo de Cabify con las nuevas mamparas protectoras

Cabify y el principal socio de Uber, Moove Cars, dan un paso más en su ruptura definitiva con la que hasta ahora era la asociación mayoritaria del sector de las licencias VTC, Unauto, la asociación de empresas con licencias competidoras del taxi que integraban desde hacía varios años y que hasta ahora aseguraba tener la representatividad casi absoluta del sector.

Cabify, a través de su filial Vector Ronda Teleport, con la que posee más de 2.000 licencias VTC, y Moove Cars, que ronda las 4.000 autorizaciones para transporte con conductor, se han unido recientemente a la asociación de vehículos de transporte con conductor Aseval, tal y como han informado a OKDIARIO fuentes conocedoras y han confirmado las dos compañías. No lo ha hecho así Uber, que a diferencia de Cabify no posee licencias VTC, el documento legal que permite circular a los vehículos, y que le impide por tanto ser miembro de forma oficial de esta patronal como sí que lo era de Unauto.

Para la nueva patronal se piensa en una mirada que vaya más allá de las licencias VTC y que integre también a nuevas formas de movilidad

Según fuentes del sector, al entrar en Aseval las grandes empresas se mueven a una patronal que no tenga en el foco tanto la VTC como la movilidad en general, con otros servicios como alquiler de vehículos sin conductor y un foco más transversal para integrar en el futuro otros modos de transporte como la bici o los patinetes eléctricos.

El objetivo para esta nueva etapa es integrar una asociación empresarial que no se dedique a dar la batalla a los taxistas sino que integre nuevas formas de movilidad. Además, el movimiento también tiene un cariz político, puesto que en los últimos años el enfrentamiento entre el taxi y las VTC se ha politizado debido al apoyo de PSOE y Unidas Podemos a los taxistas, lo que había llevado a Unauto a identificarse más en el imaginario con el Partido Popular y Ciudadanos, que habían legislado a favor del libre mercado y teniendo en cuenta sus puntos de vista sobre todo en la Comunidad de Madrid.

Por el contrario, Aseval está integrada en Feneval, federación liderada en los últimos años por Miguel Ángel Cazcarra, propietario de licencias VTC en Barcelona y mucho más identificado políticamente con el PSC y con Podemos. Cazcarra no tiene actualmente cargo ejecutivo en Feneval, según ha indicado a este periódico el presidente de Aseval, Ignacio Manzano.

Ruptura de las empresas

Antes del verano, las diferencias de Cabify y Uber con la patronal Unauto de Eduardo Martín, que se había convertido durante los últimos años en el gran ariete comunicativo del sector en la llamada ‘guerra del taxi’, llevaron a la ruptura definitiva de la asociación mayoritaria y a la salida de sus principales integrantes: las dos plataformas y también Moove Cars, el principal socio de los californianos en España, propiedad de Jaime Castellanos, y el mayor dueño de licencias VTC de todo el país. Tal y como informó OKDIARIO, la ruptura se hizo efectiva durante el mes de julio.

De esta forma, Unauto perdía a las dos principales aplicaciones que controlan el negocio de transporte con conductor mediante aplicación en España -cerca de un 80% del mismo, según la CNMC-. De igual modo también se quedaba sin dos de las tres principales propietarias de licencias VTC del país -Vector y Moove-, cuyo concurso es imprescindible para que las aplicaciones puedan dar servicio. Así, Unauto se queda solo con Auro New Transport Concept como principal empresa, pues es una compañía que tiene más de 3.000  tarjetas de transporte, y rodeada de un buen número de empresas tradicionales de VTC que todavía permanecen en la asociación.

Auro New Transport Concept es la única gran propietaria de tarjetas VTC que no ha roto con la patronal del sector Unauto, a la que sí se ha ido Cabify, con quien mantiene un enfrentamiento

Auro es la única ‘grande’ que no ha roto con Unauto mientras que mantiene con Cabify un enfrentamiento comercial que hizo necesario un arbitraje. La relación no es buena tras lanzar Auro su propia aplicación móvil para dar servicio a sus licencias sin tener que pasar por Cabify.

Este periódico se ha puesto en contacto con Ignacio Manzano, presidente de Aseval, que no ha aportado información sobre cuántas licencias VTC pasará a representar su asociación a partir de ahora tras la llegada de Cabify, Vector y Moove Cars. El directivo tampoco ha añadido más datos sobre el ‘rebranding’ que prepara la asociación y el cambio en su discurso y se ha limitado a decir que Aseval seguirá representando a sus asociados en los órganos e instituciones como el comité de transporte madrileño, CEIM-CEOE , la federación nacional de alquiler con y sin conductor Feneval.

Lo último en Economía

Últimas noticias