8 de marzo

Un año de posicionamiento feminista de Botín como intento de mejorar la reputación de Santander

Banco Popular - Banco Santander
La presidenta del Santander, Ana Patricia Botín.

Banco Santander se ha marcado como objetivo incorporar a dos consejeras más a su consejo de administración de aquí a 2021 para llegar a la ratio del 40% de consejeras. Por su parte, suenan mujeres para sustituir Rodrigo Echenique en la presidencia de Banco Santander España.

Ana Botín no hará huelga feminista este viernes y seguirá con su agenda profesional como un día normal, aunque el 8 de marzo le pilla fuera de España. La presidenta del Santander creó su cuenta de Twitter el 7 de marzo de 2018 en el marco de una estrategia muy medida para posicionarse a sí misma y al banco como una empresa a favor del feminismo y el empoderamiento de las mujeres. Así se expresaba Botín hace justo un año:

En este tuit, la presidenta del primer banco de la zona euro aportaba datos sobre el tiempo que las mujeres dedican al trabajo “sin pagar” de su hogar frente a los hombres.

A continuación, Botín, la banquera mejor pagada de 2018 en España con más de 11 millones de euros de ingresos entre salario y fondo de pensiones, ponía el foco sobre otro de los puntos más injustos según su punto de vista: “La penalización a la maternidad. Después de un primer hijo, el ingreso de las mujeres se hunde de forma repentina, y nunca se llega a recuperar”.

Ese 8 de marzo de 2018 fue el primer día en que Botín manifestó un posicionamiento feminista tan claro, pero no ha sido ni mucho menos el último.

Dos meses más tarde, el 21 de mayo, Botín se presentaba en el estudio de Cadena Ser para ser entrevistada por Pepa Bueno tras un encuentro que había sido gestionado por su equipo de Comunicación. El mensaje que se quería lanzar también estaba claro y así tituló la emisora de Prisa: “Hace 10 años le diría que no era feminista, hoy le digo que sí”. Banco Santander es el principal acreedor de Prisa, además de accionista directo con un 4,1%.

Pero el reposicionamiento de Botín y Santander continuó y en agosto del pasado año, la directiva firmaba un artículo que publicaba en su LinkedIn titulado “Por qué me considero feminista y tú también deberías”.

Con posterioridad, desde el entorno próximo a la entidad bancaria se deja caer la posibilidad de que se nombre a una mujer para liderar Santander España, una entidad sin personalidad jurídica ni Consejo de Adminstración pero con un cargo representativo y bien retribuido. Parece claro que apostar por una mujer tiene todo el sentido para sustituir a Rodrigo Echenique, en un Santander España donde el vicepresidente es José Manuel Cendoya.

Iniciativas sólo para mujeres

El siguiente paso que ha dado Botín es el lanzamiento de iniciativas solo para mujeres, concretamente de Generación 81, inspirados en el año 1981 cuando “se reconoce finalmente la igualdad en la gestión de las finanzas entre hombres y mujeres”.

“No van a subir sus acciones por esto”

Consultada por OKDIARIO, la analista Nuria Álvarez, jefa de análisis del sector bancario en Renta 4, se ha mostrado convencida de que los movimientos hacia el feminismo pueden ser rentables al banco en términos de reputación, pero “unos inversores no van a comprar o vender sus acciones por un determinado posicionamiento feminista”.

Según esta analista, ante la necesidad de Santander de incorporar a dos consejeras para 2021, lo importante aquí será que los perfiles “estén muy bien capacitados, y además sean mujeres, pero que no sean nombrados exclusivamente por ser mujeres”.

Últimas noticias