CHAMPIONS: ATLÉTICO VS BARCELONA

La voz cantante en el Atlético la llevarán los ‘hombres G’: Godín y Gabi

gabi-godin-atletico-real-madrid-lisboa
Gabi y Godín celebran el gol del Atlético en la final de Lisboa. (Getty)

Si hay dos jugadores dentro de la plantilla del Atlético de Madrid que gozan de la experiencia y la jerarquía suficientes para liderar la remontada colchonera son Gabi Fernández y Diego Godín, dos de los capitanes del equipo y los que llevan la voz cantante en un vestuario que quiere pasar a semifinales de la Champions a costa de un Barcelona contra el que se clama venganza en el vestuario y en la afición rojiblanca.

Dentro de un contexto complicado de eliminatoria, en el que el Barça parece superior por nivel y resultado (2-1 favorable a los culés en el robo del Camp Nou), deben aparecer en el Atlético aquellos jugadores que sean capaces de incitar al vestuario y a la afición a creer que la remontada es posible, que no hay quien supere a su equipo y que todos juntos lograrán la machada. No hace falta ser el más talentoso con el balón, ni siquiera el más decisivo. Hacen falta, carácter, ganas, y confianza en sí mismos y en el grupo, características que definen perfectamente a Gabi y Godín, representantes principales del Cholismo

El centrocampista madrileño, tras una temporada con altibajos en la que se ha visto mermado en muchos encuentros por la baja de su inseparable compañero en la medular, Tiago Mendes, llega al tramo final en dinámica positiva con un Atlético que parece va engrasando sus piezas dentro del sistema de Simeone. Gabi no tiene una labor concreta en el campo en la que ser decisivo y protagonista principal, pero suya es la misión oscura de equilibrar el centro del campo, y decidir en muchas ocasiones cuando morder al rival con la presión y cuando esperar replegados, algo que los colchoneros hacen de maravilla.

Sin estar en un punto físico idílico – como el de la 2013-14 – ni tampoco contando con una importancia clave en la salida de balón, que recae más en las figuras de Filipe Luis, Koke o Griezmann, continúa siendo el capitán del equipo y una de las voces autorizadas tanto en el vestuario como dentro del campo, donde Simeone confía ciegamente en él para ordenar lo que él no puede desde el banquillo.

El gol que alzó a la eternidad a Godín y al Atlético

Diego Godín sí está cuajando una de sus mejores campañas, si no la mejor, como futbolista profesional. Cumplida la treintena, el uruguayo ha logrado un punto de madurez y lectura de juego que, unido a su innata competitividad,  le ha permitido ser uno de los centrales de lo que va de temporada.

El ‘2’ rojiblanco guarda dos imágenes en su memoria que le harán salir extramotivado frente al Barcelona, y es que ni él ni ninguno de los aficionados del Atleti podrán olvidar aquel gol de Godín en el Camp Nou que le dio la Liga BBVA 2013-14 al conjunto colchonero en la última jornada de competición.

Allí comenzó la leyenda del charrúa, y en ese mismo estadio sucedió este año el único hecho que empaña el temporadón del central, con una expulsión en el enfrentamiento liguero que mermó las opciones del equipo madrileño, que hasta ese momento se estaba mostrando muy superior al rival. Godín no falla dos veces, quiere las semifinales y hará todo lo que esté en su mano para conseguirlo, aunque tenga enfrente a una de las tripletas atacantes más poderosas del mundo, la MSN.

Últimas noticias