Copa del Rey: Melilla - Real Madrid

Vinicius deja mal a Lopetegui: dos asistencias, tiro al larguero y muchas filigranas

Vinicius, ante el Melilla en Copa del Rey.
Vinicius, ante el Melilla en Copa del Rey.

Vinicius se estrenó como titular y dio una gran asistencia a Asensio

Vinicius da la razón a la cúpula, que no entiende por qué Lopetegui no tiró de él

Explosión, según la RAE es la "liberación brusca de energía que produce un incremento rápido de la presión, con desprendimiento de calor, luz y gases, y va acompañada de estruendo y rotura violenta del cuerpo que la contiene". Lo de Vinicius ante el Melilla no tiene nada que ver con gases, pero fue una explosión en toda regla, una exhibición que demuestra que el joven crack brasileño está más que preparado para jugar en el Real Madrid. El extremo dio una fantástica asistencia a Asensio en el 0-2, estuvo a punto de marcar un golazo pero su disparo se estrelló en el larguero, fue clave en la acción del 0-3 con un precioso taconazo… En definitiva, fue el mejor del partido y dio un golpe sobre la mesa.

Puede tener mil cosas por aprender y por pulir, pero lo que no le falta es atrevimiento, valentía. La primera vez que tocó el balón, en el minuto 1, protagonizó una arrancada por la banda izquierda e intentó dar un pase a Benzema con el exterior, aunque el envío no fue preciso. En el 8′ sí le puso un buen pase a Asensio tras otra buena conducción, pero el mallorquín no controló bien y lo que parecía una ocasión clara quedó en nada.

Sorprendió el Melilla al Real Madrid en los primeros compases del encuentro, disponiendo de más oportunidades e incluso controlando la posesión. Pero poco a poco los de Solari se fueron haciendo dueños del balón, y cada vez que Vinicius entraba en juego daba sensación de peligro por su endiablada velocidad. Pero no sólo es un jugador veloz, sino que que tiene una técnica tremenda y ve pases que nadie ve. Prueba de ello, la jugada del 0-2, obra de Asensio al borde del descanso. El brasileño recibió en la banda izquierda y filtró un espectacular pase con el exterior para que el balear batiera al portero melillense con un buen zurdazo.

El joven carioca se entiende a la perfección con Benzema y Asensio, que en la segunda parte ejerció de delantero del Real Madrid. Pero además de asociarse bien, Vinicius tiene un tremendo disparo. Lo demostró en el minuto 72, pero su derechazo desde la frontal se estrelló contra el larguero. Una lástima, pues hubiera sido la guinda a su gran actuación ante el Melilla. También estuvo presente en la jugada del 0-3, con un gran taconazo para Reguilón y estando cerca de ser él el autor del tanto, pero finalmente marcó Odriozola.

Su exhibición ante el Melilla sirve para dejar claro que tiene nivel para jugar en el primer equipo del Real Madrid pese a que Julen Lopetegui apenas contara con él. Precisamente esa situación fue uno de los factores que hizo que la cúpula blanca perdiera la confianza en el vasco. Vinicius se salía con el Castilla en Segunda B, que se le quedaba muy pequeña, pero Lopetegui no tiraba de él pese a que haya varios jugadores muy lejos de su nivel. Lo último fue no convocarlo para el Clásico tras haber peleado en los despachos para que le quitaran la sanción, algo que no sentó nada bien en Concha Espina porque tampoco pudo jugar con el filial el fin de semana pasado…

Lo último en Deportes