La tragedia de Nouri marcó la vida de Van de Beek

La tragedia de Nouri marcó la vida de Van de Beek
Van de Beek y Nouri posan en su etapa de canteranos del Ajax.

Abdelhak Nouri y Donny Van de Beek son amigos desde la infancia. Cuando en julio de 2017 un fallo cardíaco truncó la carrera del centrocampista de origen marroquí, uno de los más afectados fue el medio que pretende el Real Madrid.

El 8 de julio de 2017 es un día que no olvidará Donny van de Beek. Aquel día, señalado por toda el club y la hinchada del Ajax, está tintado de negro por lo que sucedió sobre el césped. El conjunto holandés disputaba un amistoso ante el Wender Bremen cuando en el minuto 72 de juego, Abdelhak Nouri, una de las estrellas emergentes de la cantera ajacieden, caía al suelo repentinamente. El jugador sufría un problema cardíaco que le provocaría graves daños cerebrales, dejándole en coma e imposibilitándole volver a los terrenos de juego.

Su caso fue una auténtica conmoción futbolística en todo el mundo, sobre todo para uno de sus mejores amigos: Donny van de Beek, por el que existe un fuerte interés del Real Madrid. El centrocampista vivió toda su etapa futbolística en la cantera del Ajax de la mano de Nouri. Inseparables dentro y fuera del terreno de juego, dos amigos que subieron escalones dentro de la academia del Ajax hasta llegar al primer equipo. Aquel día que Nouri se desvaneció, Van de Beek estaba en el banquillo y fue uno de los más afectados por lo sucedido.

Dos amigos que han ido quemando etapas en cada escalafón de la cantera del Ajax hasta alcanzar el primer equipo une como pocas cosas. Para Van de Beek fue un shock lo sucedido con su compañero Nouri, algo que tiene presente cada día y en cada momento. La vida, o el destino, quiso que el centrocampista pretendido por el Madrid viviera un episodio más que especial durante la pasada Champions League, en las semifinales.

Partido de vuelta de semis ante la Juventus, minuto 34 de partido. Desde aquel 8 de julio de 2017, cada minuto 34 de partido que disputa el Ajax es especial para toda la hinchada holandesa. El número 34 era el dorsal que portaba en su espalda Abdelhak Nouri, momento de aplausos y homenaje. En aquel partido y aquel minuto, con el 1-0 en el marcador obra de Cristiano Ronaldo que daba el pase a la Juventus momentáneamente, Van de Beek agarró un balón en el área y solo ante el polaco Szczęsny hace el 1-1. La celebración no solo suponía igualar la eliminatoria –y que permitía el posterior pase a la final–, era también un homenaje a su amigo.

"Fue muy especial, nunca lo olvidaré. El minuto 34… Eso no puede ser una coincidencia", decía el centrocampista del Ajax tras el partido, en un claro homenaje y guiño para Nouri, que salía del coma al que fue inducido tras sus problemas cardíacos en agosto de 2018. Los daños cerebrales le impiden volver a los terrenos de juego pero su imagen, figura y recuerdo futbolístico siempre estará en el corazón ajacieden, sobre todo en el de su amigo Van de Beek.

Lo último en Deportes

Últimas noticias

. . . . . . . . .