La discusión continuó en el vestuario

Sarri gritó a Kepa en el vestuario tras negarse a ser sustituido

Sarri gritó a Kepa en el vestuario tras negarse a ser sustituido
La-tensión-entre-Sarri-y-Kepa-continuó-en-el-vestuario-del-Chelsea-(Getty)

La tensión entre Kepa Arrizabalaga y Maurizio Sarri continuó en el vestuario después de que el guardameta se negara a ser sustituido en la final de la Carabao Cup. El club ha impuesto una multa de una semana sin sueldo al ex del Athletic Club de Bilbao y éste se ha disculpado públicamente diciendo que "no quería desobedecer" a su entrenador

La discusión entre Maurizio Sarri y Kepa Arrizabalaga continuó en el vestuario después de que el guardameta del Chelsea se negara a ser sustituido antes de la tanda de penaltis de la final de la Carabao Cup ante el Manchester City. El conjunto blue ha impuesto una multa de una semana sin sueldo al portero vasco y éste ya se ha disculpado públicamente a través de un comunicado del club.

La escena que protagonizaron Maurizio Sarri y Kepa Arrizabalaga en la final de la Carabao Cup ha sido una de las más comentadas del fin de semana. El portero del Chelsea se negó a ser sustituido antes de la tanda de penaltis provocando un gran enfado en el técnico italiano. Un desencuentro tildado como "un gran malentendido" por el ex del Nápoles y que se ha saldado con una multa de una semana sin sueldo para el ex del Athletic Club de Bilbao y las disculpas públicas de éste.

A pesar de que Sarri quiso quitar hierro al asunto en la rueda de prensa posterior al encuentro, lo cierto es que la tensión continuó después en el vestuario del Chelsea. Una fuente del club desvela lo que ocurrió minutos después de la surrealista escena y de la derrota de los blues a manos de los de Guardiola.

"Primero le gritó a Kepa diciéndole que era el trabajo del delantero anotar y que tenía la opción de cambiar un delantero por otro", señala la citada fuente. "Continuó diciendo que los porteros estaban en la misma posición, y si creía que otro podría hacer un mejor trabajo, tenía derecho a hacer el cambio", en relación a Willy Caballero, portero al que quería poner el italiano en la tanda de penaltis.

Una multa y disculpas públicas 

Kepa no sólo se llevó la reprimenda de Sarri, sino que su ayudante, Gianfranco Zola, también le trasladó su desaprobación tras el comportamiento mostrado en el terreno de juego al no aceptar ser sustituido.

El episodio le ha costado a Kepa una semana sin sueldo, de modo que tendrá que pagar una multa de 225.000 euros. Además, el guardameta se ha disculpado públicamente y confía en que su comportamiento no tenga mayores consecuencias deportivas, aunque en Inglaterra se pide que no vuelva a jugar.

En el vestuario, los jugadores de la plantilla apoyaron a su técnico, aunque en el campo se mostraron neutrales. Posteriormente, David Luiz, jugador del Chelsea, dijo que "el entrenador tiene el poder sobre el grupo, él tiene nuestro respeto". Y añadió que "es un gran gerente y una gran persona".

Lo último en Deportes