Ricciardo, Sainz y Alonso condicionan la parrilla de Fórmula 1 la temporada 2019

Fórmula 1
La parrilla de Fórmula 1 para la temporada 2019 todavía puede sufrir varios vuelcos en forma de fichajes inesperados. (Getty)

Fernando Alonso y Carlos Sainz no tienen su futuro definido todavía

Mercedes es el único equipo con sus dos pilotos confirmados

Llega el parón de verano a la Fórmula 1 y con él la época en la que se van a definir casi todos los asientos para la temporada 2019. Y ojo, porque todavía puede haber sorpresas. Uno de los pocos equipos que tiene todo atado es Mercedes, que continuará con Hamilton y Bottas, demostrando que la fórmula de tener un piloto estrella y un segundón funciona.

Por su parte, la situación de Ferrari podría dar un vuelco con la muerte de Marchionne. Si con el mandatario italiano al frente la llegada de Leclerc parecía un hecho, ahora es más probable que sea Raikkonen el que estire el chicle un año más, de tal forma que el monegasco completaría un segundo año en Alfa Romeo Sauber.

El tercero de los equipos grandes, Red Bull, tiene asegurado a Max Verstappen, y quieren mantener a Daniel Ricciardo. Con las puertas de Ferrari y Mercedes cerradas, lo normal es que el australiano renueve por la falta de mejores opciones. Eso sí, éste quiere solo un año de contrato y en Red Bull le ofrecen más.

La cuerda podría romperse en cualquier momento, lo que dejaría el asiento libre para Carlos Sainz. El madrileño vería con buenos ojos esta situación toda vez que en Renault ya no le quieren, aunque es más probable que acabe en McLaren, escudería que ya ha mostrado su interés en él y que tiene en Stoffel Vandoorne un problema.

Renault continuaría con Nico Hulkenberg, siendo el favorito para el segundo asiento Esteban Ocon. De hecho, se comenta que solamente la delicada situación que vive Force India es lo único que impide que se anuncie la marcha del francés al equipo amarillo.

Volviendo a McLaren, tampoco está nada clara la continuidad de Fernando Alonso. De retirarse, en Woking necesitarían un piloto experto que afrontase con ciertas garantías lo que parece que será otra temporada de transición. Aquí es donde entra Sainz y quién sabe si Ricciardo.

La marcha del australiano de Red Bull también podría provocar el ascenso de uno de los pilotos de Toro Rosso. En este caso sería seguro el joven Pierre Gasly, ya que Brendon Hartley no está convenciendo para nada a Helmut Marko y compañía. Donde no se esperan movimientos, salvo que el dinero diga lo contrario, es en Haas. Allí Magnussen, a pesar de sus constantes cruces de cables, está haciendo un trabajo digno, mientras que Grosjean tiene velocidad, que no constancia.

Nos queda por comentar la situación de Force India, que está a la espera de nuevos dueños. Si el dinero llega a través del millonario padre de Lance Stroll, sería el canadiense el que acompañase a Sergio Pérez, que mantendría su puesto. Eso dejaría un hueco en Williams, que bien podría ser para Robert Kubica, ahora piloto de pruebas de los británicos, que no obstante tratarían de buscar a otro piloto de pago que les solucionase el agujero económico que a día de hoy tienen, y que se verá agravado en 2019 con la marcha de Martini como patrocinador. ¿Y Alfa Romeo Sauber? Sólo queda la mencionada duda de Leclerc, porque los millones de Ericsson vienen muy bien, lo que asegura su continuidad.

Lo último en Deportes

Últimas noticias