DE FORMA MATEMÁTICA TRAS DERROTAR A BASKONIA

El Real Madrid, campeón de la fase regular de la Liga Endesa

Real Madrid
Tavares machaca ante la presencia de Janning. (EFE)

El Real Madrid certificó este jueves la primera plaza de la Liga Endesa, que concede el ‘factor-cancha’ en todas las eliminatorias de ‘play-off’, ante el Kirolbet Baskonia (101-89) en un encuentro aplazado de la jornada 29, en el que Rudy firmó una excelsa actuación (16 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias) para guiar a un Madrid que no pudo contar este jueves con Luka Doncic.

Al alero balear parece que está temporada le sale todo. Rudy fue el encargado de despegar a los blancos en el segundo parcial y certificó la victoria en el último cuarto cuando Vildoza se puso la capa de héroe en los vitorianos. El base argentino anotó 10 puntos al inicio y echó por tierra el trabajo de Rudy y los siempre buenos miutos de Sergio Llull. Pero el exNBA volvió a tiempo y abrochó la primera plaza de los de Laso a falta de cuatro jornadas.

Sin la magia de Doncic y con la participación del joven Melwin Pantzar, Rudy hizo que el Palacio no echará de menos a la joven perla eslovena. Además, el líder en la sombra esta temporada Trey Thompkins y Llull, que da la sensación de que no ha estado más de ocho meses de baja, echaron una mano al mallorquín para acabar con los guerreros de Pedro Martínez, que desde el segundo cuarto estuvieron a remolque pero nunca se rindieron.

Les costó mucho arrancar a los de Pablo Laso. Vildoza, en la dirección, y Timma, en la ejecución, aprovecharon al máximo sus minutos desde el quinteto inicial ante un Real Madrid falto de efectividad -solo Causeur y Taylor mantenían el arreón visitante- y superado en defensa. Pero la entrada de Rudy y la del ‘increíble’ Llull despertó a los locales, que se reactivaron y frenaron en seco la irrupción de Beaubois para darle la vuelta al partido (46-32, min.16).

El base insular se fue al banco y los vitorianos dieron un paso al frente con Voigtmann como estilete. El alemán enfrió la muñeca de Thompkins y acercó a los suyos a 8 puntos al final del segundo cuarto. En la reanudación, el ritmo se igualó hasta que quiso Felipe Reyes. El capitán cordobés, como ya hiciera ante el Panathinaikos en el OAKA, se adueñó de la pintura y firmó 7 puntos consecutivos para recuperar la ventaja (68-55, min.28).

Pero el Baskonia y Janning, junto a un imperial Voigtmann, no se rindieron y volvieron a esa repetida ventaja de 8 puntos para los del WiZink Center de cara a los minutos finales. En el último cuarto Vildoza se puso el mono de trabajo y firmó 10 puntos consecutivos para los suyos que, junto a la intimidación interior de Diop, redujeron la ventaja.

Afortunadamente para los intereses blancos, Llull y Rudy, después, regresaron a tiempo a pista y el Real Madrid se despegó definitivamente. El alero firmó unos últimos escandalosos, guiando a los suyos en dirección de juego y anotación, para abrochar la victoria y el primer puesto. Cuatro jornadas por delante para repartir minutos con vistas a Belgrado.

Lo último en Deportes