El galés no quiere marcharse del conjunto blanco

Pulso de Bale al Real Madrid

Pulso de Bale al Real Madrid
Gareth Bale informa al club de que quiere quedarse la próxima temporada (AFP).

Gareth Bale sigue empeñado en seguir en el Real Madrid el curso que viene, a sabiendas de que el conjunto madridista pretende venderle este verano.

La salida de Gareth Bale del Real Madrid será una de las primeras operaciones que los blancos deberán abordar este verano. El club considera que su etapa de blanco ya ha finalizado y a partir del próximo mes de julio debería abandonar la disciplina blanca. Sin embargo, su marcha puede enquistarse.

Tal y como ha informado Josep Pedrerol en ‘Jugones‘, el jugador ha comunicado al club su intención de continuar la próxima temporada defendiendo la camiseta del conjunto blanco, lo que complica una salida que parecía segura y que es necesaria de cara a la revolución que preparan desde el Bernabéu.

Bale reta al club y provoca que lo que iba a parecer una cuestión fácil de resolver, se enturbie. Su rendimiento esta temporada ha estado muy alejado de lo que se esperaba. Algo a lo que hay que sumar sus constantes lesiones, que le han mantenido apartado durante parte del curso. En los momentos clave, el galés no ha dado la talla, lo que ha propiciado -en parte-  el fracaso de los madridistas este curso.

Sin embargo, el británico no se rinde. No quiere marcharse de la que ha sido su casa durante las últimas seis temporadas y así se lo habría hecho saber a la directiva del conjunto madridista a través de su agente. El extremo quiere continuar en el Real Madrid, donde tiene contrato hasta junio de 2022.

Pero, a pesar de que sus intenciones son las de seguir, no parece sencillo que pueda ganarse la continuidad. Esta temporada ha conseguido convencer a la afición, directiva y a la dirección técnica de que debe abandonar el equipo. Bale se ha quedado solo y hacer cambiar de opinión a falta de seis jornadas para que termine el curso y con todos los títulos perdidos desde hace un mes, se antoja demasiado difícil.

Además, con la llegada de Zidane, Bale ha firmado su sentencia, hasta el punto de que sus compañeros le ven fuera. El jugador del conjunto blanco comenzó siendo titular en el primer encuentro dirigido por el técnico, sin embargo, pronto le hizo cambiar de opinión. El hartazgo del francés es tal  que incluso ha dejado en el aire su continuidad.

Las intenciones de Bale de continuar formando parte del ataque madridista lo único que hace es enquistar una situación que es una de las prioridades de los madridistas de cara al mercado. Más aún teniendo en cuenta que en el Bernabéu se espera una completa revolución de la plantilla, en la que hombres como Hazard, Jovic o Pogba podrían llegar y, para ello, la marcha del ‘Expreso de Gales‘ es necesaria.

Últimas noticias