PALIZA FRENTE A LA REPÚBLICA CHECA

Pau y Ricky lideran a la España del ‘Showtime’ (56-93)

Pau Gasol
Ricky Rubio entra a canasta ante la oposición de los jugadores checos. (AFP)

Un vendaval volvió a pasar por el Cluj Arena para destrozar al segundo rival de España en este Eurobasket. Liderados por Pau Gasol y Ricky Rubio, la selección apalizó a la República Checa (56-93) haciendo gala de un baloncesto efectivo a la par que espectacular. Con este triunfo, los pupilos de Scariolo siguen destapándose como favoritos al título en un torneo con muchas sorpresas y en el que el combinado nacional continua resultando infranqueable.

El encuentro empezó con igualdad gracias al desparpajo de Kriz, que se erigió en el estilete ofensivo checo con siete puntos consecutivos. El marcador marcaba tablas, pero los jugadores españoles comenzaron a circular y a darle a Ricky Rubio justo lo que necesita para hacer volar por los aires un partido: espacios. El base de El Masnou ha mejorado el tiro en los últimos meses y con tiempo, puede ser un peligro también desde fuera.

La suma de sus cualidades, unidas a las de Pau Gasol supusieron una racha absolutamente extraterrestre de más de ocho minutos sin fallar un tiro, algo que se explica desde la profundidad de plantilla de España. Sale Ricky y entra el Chacho, se marchan los Gasol y entran los Hernangómez. Demasiado para los checos.

La ventaja ya se manejaba en los 20 puntos y España, en su segundo día de juego consecutivo, decidió resolver por la vía rápida. Los 20 puntos de Pau en la primera mitad confirmaban la superioridad de un grupo que, a pesar de sus defectos, se ocupa con entendimiento y calidad de esconderlos hasta convertirse en infranqueables. Secundarios de lujo como Navarro u Orriola se sumaron a la fiesta para dejar al descanso un marcador de 23-56.

El susto lo dio nada más comenzar la segunda parte Ricky Rubio, después de un golpe en su mano derecha, que no le impidió finalmente seguir en la cancha, y sí ser partícipe del comienzo de la España del Showtime, con Marc Gasol, con sus 2’16 de altura, como el particular Magic Johnson en este tramo de diversión de la selección de Scariolo.

Coser, cantar y disfrutar

De nuevo los cambios refrescaron a España y Scariolo se atrevió a probar cosas nuevas. Una de ellas, la pareja de bases Ricky-Chacho en pista. Catalán y canario tardaron solo una jugada en demostrar que son una alternativa letal en la cancha. Ésta acabó con triple de Rodríguez. En la siguiente, pase del base del CSKA y 2+1 de Rubio, que se fue al banquillo. Primera probatura saldada con sobresaliente.

El último cuarto, con todo decidido, sirvió para seguir viendo jugadores como Vives en la pista, con Juancho al ‘4’ –qué mates los suyos–, y la rotación de balón como principal atributo de esta España, la del Showtime, que está decidida a conquistar por segundo torneo consecutivo el cetro europeo.

 

Lo último en Deportes