Apenas tiene apoyos en el vestuario

Mosqueo con Isco… y con su pareja

Eduardo Inda habla en El Chiringuito de Jugones sobre Isco y su pareja, Sara Sálamo.

Cada vez tiene menos apoyos en el vestuario del Real Madrid

No gusta su actitud, sobre todo desde que inició su relación con Sara Sálamo

Isco Alarcón no termina de levantar cabeza. Su situación en el Real Madrid ha mejorado ligeramente, pero sigue sin ser la mejor. Jugó ante el Melilla en Copa del Rey y marcó dos goles, pero en Liga sigue siendo suplente, jugando muy poco. No es el primer episodio así que vive como jugador blanco, pero sí el que está generando más ruido, sobre todo por su relación con Solari, que no ha dudado en sentarlo e incluso dejarlo fuera de la convocatoria.

El problema es que el malagueño cada vez tiene menos apoyos en el vestuario. El director de OKDIARIO, Eduardo Inda, ya desveló hace unas semanas la situación crítica de Isco, que no goza del favor ni de la cúpula ni del vestuario. Y es que en la plantilla del Real Madrid pocos parecen apoyarle en su cruzada contra Solari, que está demostrando que el conjunto blanco ha mejorado desde su llegada al banquillo blanco para sustituir a Lopetegui.

“Hay mosqueo con Isco porque el vestuario y la entidad consideran que se está perdiendo como jugador, y consideran que su entorno no le beneficia con su carrera como profesional. Se comenta en el vestuario que su actual pareja le ha metido en el veganismo”, añadió Eduardo Inda en El Chiringuito de Jugones.

Sólo Carvajal y Marcelo parecen apoyarle al cien por cien, y algunos pesos pesados del vestuario del Real Madrid creen que Isco “no tiene la cabeza en el fútbol y está tirando su carrera a la basura”. El caso es que el malagueño da la sensación de que no le importa demasiado su poca participación y su complicada situación en el equipo. Parece declarado en rebeldía, pero con una estrategia ‘pasota’ que no gusta nada a muchos en Concha Espina ni en la caseta.

Además, muchos aseguran que su cambio de actitud comenzó cuando empezó a salir con la actriz Sara Sálamo, su pareja desde hace más de un año. Al parecer, Isco pone muy por delante de su vida profesional su vida personal y su relación con la canaria, algo que no termina de gustar en ninguna de las esferas del Real Madrid.

La calidad de Isco está fuera de toda duda, pero en caso de no haber un giro en la situación deportiva y de convivencia, su futuro es una incógnita. El Real Madrid es más y mejor con Isco a tope, pero el malagueño no está en un momento en el que se le pueda considerar indiscutible, pues está lejos de su mejor nivel.

Últimas noticias