ATLÉTICO DE MADRID

Match ball para el Atlético en el Reale Arena

Caer eliminados en la Copa abriría una herida tremenda en un equipo ya muy tocado

Simeone no ha podido recuperar a Savic y tampoco cuenta con Griezmann, Kondogbia y Llorente

La convocatoria está cargada de jugadores del equipo filial

El mexicano Héctor Herrera se perfila como la gran novedad del medio campo

Pochettino es el favorito del Atlético si se va Simeone

Simeone, entrenador del Atlético de Madrid
Simeone

El partido ante la Real Sociedad en el Reale Arena de mañana miércoles es un verdadero match ball para el Atlético. No sólo está en juego su supervivencia en la Copa del Rey, sino la credibilidad con la que encarará una segunda parte de temporada que puede convertirse en un tormento si no mete la cabeza en los cuartos de final del torneo del KO. Simeone no ha podido recuperar a Savic y tampoco cuenta con Giménez, Griezmann, Kondogbia y Llorente.

La derrota en Ryad ante el Athletic de Bilbao fue un duro golpe para la minada moral rojiblanca, pero caer de nuevo mañana en San Sebastián abriría un boquete de gigantescas proporciones en la línea de flotación de un equipo que no se esperaba un temporada tan horrenda como ésta. La Copa es una de las pocas justificaciones que se le pueden poner al fracaso en la Liga, y por eso no superar esta eliminatoria sería definitivo.

En este escenario, Simeone se enfrenta a una situación límite. Tiene que ganar en Donosti, pero cuenta con bajas importantísimas en todas y cada una de las líneas del equipo. Ni siquiera ha podido recuperar Savic, que se ha perdido ya nada menos que ocho partidos desde que se lesionó ante el Mallorca a comienzos de diciembre, por lo que la defensa va a quedar a la mínima expresión ya que prácticamente no hay efectivos.

Oblak bajo palos, con Vrsaljko, Felipe, Hermoso y Lodi en defensa, Koke, Herrera y De Paul en medio campo y Correa, Luis Suárez y Joao en ataque. Éste podría ser el once, y aunque hay otras alternativas como Carrasco, Lemar y Cunha, todo hace indicar que Simeone quiere priorizar el control del centro del campo ante un rival que le dominó en esa parcela en el reciente partido de Liga que les enfrentó en el Metropolitano, y que acabó con empate a dos.

El Atlético llega al partido con pocos días de descanso y tras tener que soportar un largo viaje de regreso desde Arabia Saudí, mientras que la Real Sociedad ha podido preparar el choque con mucha más calma y sin moverse de San Sebastián. La ventaja en este sentido es claramente donostiarra, pero los rojiblancos aspiran a desafiar los pronósticos y seguir adelante en una competición por la que tanto el club como el cuerpo técnico habían apostado ante la mala temporada liguera. Ahora el Reale Arena dictará mañana sentencia: o a cuartos de final o a casa. No hay término medio.

Lo último en Deportes

Últimas noticias