El Madrid y el Barça se oponen al partido de Miami y el Atlético se siente engañado por Tebas

Tebas miami
Javier Tebas.

El Real Madrid ha remitido una carta a la Real Federación Española de Fútbol mostrando su oposición al partido de Liga que quiere llevar a cabo Javier Tebas en Miami el próximo 6 de diciembre. El club blanco ha escrito una carta muy dura contra la celebración de dicho encuentro y esta misiva ha sido reenviada a la UEFA y a la FIFA.

En el documento, los blancos explican su «frontal oposición por afectar a la integridad e igualdad del Campeonato» y acusan a la Liga de realizar «una actuación premeditada basada en intereses ajenos a los deportivos», tal y como adelantó AS. OKDIARIO ha podido saber que el Barcelona se une a esta opinión exhibida por el Real Madrid y que por tanto se opone a la celebración del encuentro.

La situación ha pillado a contrapié a uno de los equipos afectados, concretamente al Atlético de Madrid. Miguel Ángel Gil Marín, máximo accionista del club, no tenía conocimiento de que la celebración del partido se encontraba pendiente de una resolución del Juzgado Mercantil Número 12 de Madrid y pensaba que era una mera disputa deportiva entre RFEF y la Liga.

El dirigente rojiblanco, ante esta situación, se siente engañado por Javier Tebas porque considera que está poniendo en riesgo a su club e incluso su propio puesto. Tal y como informó este pasado lunes OKDIARIO, la FIFA podría solicitar a la UEFA la inhabilitación de los dirigentes de Villarreal y Atlético de Madrid y al mismo tiempo exigir su expulsión de las competiciones europeas.

Ambos clubes, si jugarán el partido, serían acusados de saltarse una resolución del Comité Ejecutivo de la FIFA, donde se afirma que «los partidos oficiales de liga deben disputarse en el territorio de la federación miembro correspondiente».

Tanto Real Madrid como Barcelona ven claro que este caso altera el desarrollo normal de la Liga y que existe un claro peligro para el futuro de los clubes. En esa misma línea de pensamiento se mueve la FIFA, puesto que la celebración del partido de Miami adultera los principios de las competiciones de clubes y porque, inmediatamente después de la española, otras como la Premier o el Calcio se subirían al carro desnaturalizando los torneos locales.

Veremos si Tebas sigue con este partido hasta las últimas consecuencias poniendo en riesgo la viabilidad económica e institucional de los clubes a los que quiere implicar. La FIFA, el Real Madrid y el Barcelona ya se han pronunciado. ¿Necesita que Pedro Sánchez vaya a decírselo también?

Lo último en Deportes

Últimas noticias