Juegos de Tokio 2020

Lydia Valentín, en contra de que Sergio Ramos sea abanderado en Tokio

La haltera Lydia Valentín cargó indirectamente contra Sergio Ramos con la posibilidad de que el futbolista sea el abanderado de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Lydia Valentín
Lydia Valentín posa con sus medallas de campeona del mundo. (Federación Española de Halterofilia)

Sergio Ramos cumplía ante Noruega su partido 168 con la selección española de fútbol, pasando a ser el jugador con más encuentros disputados con España de la historia. Leyenda viva del país. Ya días antes se venía deslizando la posibilidad de que el camero acudiera a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, idea que al central le entusiasma aunque camine con cautela: "Es pronto para hablar. Sería precipitarme hablar de un evento tan bonito como los Juegos. Cualquier jugador que tuviese esa oportunidad diría que sí, nadie diría que no, pero estoy en centrando en mi club y en la selección. Queda mucha temporada, pero siempre es una idea muy bonita".

Es una idea que en el COE, el Comité Olímpico Español, también gusta. La posibilidad de que forma parte del grupo como uno de los tres veteranos que permite la competición también entusiasma al organismo. Lo que no ha sentado bien en diferentes sectores del entramado olímpico del país es la posibilidad de que Sergio Ramos sea el abanderado de España para Tokio 2020. Algo que, según la normativa del COE, carece de fundamento ya que refleja que para poder serlo has debido participar con anterioridad en unos JJOO.

La posibilidad ha llegado a oídos –o a los móviles– de algunos de los grandes candidatos a ser abanderados en 2020, por su trayectoria y repetidas participaciones. Son los casos de la halterófila Lydia Valentín, el piragüista Saúl Craviotto y la nadadora Mireia Belmonte. La berciana, plata en los últimos Mundiales de su disciplina, se manifestó ante esta posibilidad de forma indirecta, con retuits y me gustas a diferentes publicaciones en Twitter en las que era mencionada.

"¿Ramos abanderado español en los Juegos de Tokio? ¿Para satisfacer el ego de un tipo que gana millones y sale a diario en medios deportivos y rosas? ¿Y robar el derecho a figuras en la sombra como Saúl Craviotto y Lydia Valentín? Sería injusto e incomprensible. La dictadura del fútbol", escribía un usuario en la red social, mismo hilo que este otro: "Que Sergio Ramos
vaya a los Juegos Olímpicos me parece perfecto (aunque injusto para los chicos que han hecho la clasificación y la Euro sub21), pero abanderado no, ya están Saúl Craviotto, Lydia Valentín o Jesús Ángel García Bragado [marcha]".

Según el COE, el abanderado debe ser "el deportista clasificado con mejor palmarés olímpico de la delegación", por lo que Saúl Craviotto, con dos oros (Pekín 2008 y Río de Janeiro 2016), una plata (Londres 2012) y un bronce (Río de Janeiro 2016) sería el afortunado. Valentín tiene una presea de cada escalón del podio: oro en Londres 2012, plata en Pekín 2008 y bronce en Río de Janeiro 2016. Por otro lado, la nadadora Mireia Belmonte, otra de las grandes participantes de España, tiene cuatro medallas: oro en Río 2016, dos platas en Londres 2012 y un bronce en Río 2016.

Lo último en Deportes

Últimas noticias