Xhaka, jugador del Arsenal, involucrado

Investigan una sospechosa jugada en la Premier que movió 52.000 euros en apuestas

El jugador ya ha tenido anteriormente otros problemas extradeportivos como el que ocurrió en el Mundial de Rusia en 2018

Haaland ya siembra el terror en la Premier

xhaka
Xhaka ejecuta una falta con el Arsenal. (AFP)

Granit Xhaka, jugador del Arsenal, está siendo investigado por la Agencia Nacional del crimen de Inglaterra (NCA) tras una acción sospechosa durante el partido que disputaron los ‘gunners’ frente al Leeds el pasado 18 de diciembre de 2021. Corría el minuto 85 cuando el jugador del Arsenal tardó considerablemente en sacar una falta botada en el centro del campo. Después de que el jugador buscara la tarjeta amarilla en una acción bastante clara, el árbitro del encuentro acabó sacándole la cartulina.

Esta acción es realizada por muchos jugadores cuando quieren forzar una tarjeta para estar libre de amonestaciones en un partido que consideran clave. Estos, suelen amagar en reiteradas ocasiones hasta que el colegiado acaba por sacar la tarjeta amarilla. Eso fue lo que hizo el jugador suizo.

El jugador suizo de origen albanés ya ha tenido otros problemas extra deportivos como lo que ocurrió en el Mundial de Rusia de 2018 cuando anotó un gol frente a Serbia y lo celebró haciendo un águila con sus manos.

Cabe destacar que Xhaka, suizo de nacimiento, tiene ascendencia albanokosovar. Su familia tuvo que huir de Suiza y escapar de la guerra de Yugoslavia y de las persecuciones serbias contra las etnias albanesas. Por ese motivo, lo celebró de esa manera, realizando el gesto del águila y símbolo de Albania.

La mafia albanesa, involucrada

Según ha publicado el periódico inglés, Daily Mail, esta sospechosa acción del jugador del Arsenal «está siendo investigada una supuesta conspiración criminal que implica a la mafia albanesa y a un exfutbolista profesional que ha sido condenado por amaño de partidos». Al parecer, y según cita este medio, se realizaron apuestas previas a este partido por valor de 52.000 libras (más de 60.000 euros) a que Granit Xhaka vería la tarjeta amarilla en los últimos diez minutos del encuentro.

Todo esto ha dado comienzo tras otra investigación iniciada contra un ex futbolista sueco-albanés Alban Jusufi, condenado en Suecia por intentar sobornar a un portero para que se dejara ganar pagándole una cantidad de  182.000 euros.

Lo último en Deportes

Últimas noticias