EL DIRECTOR DE OKDIARIO REVELA EL DISTANCIAMIENTO ENTRE ZIDANE Y LA PLANTILLA

Inda: "El vestuario del Real Madrid vive la peor situación desde la era Benítez"

En el vestuario que ocupaba el Real Madrid en el Ciutat de Valencia se libró una auténtica pelea de gallos después de empatar ante el Levante. Los capitanes se reprocharon unos a otros falta de actitud e intensidad en los momentos finales del partido. Además, los defensas consideran que los tres miembros de la BBC "no bajan nunca ni meten el pie" y que eso provoca que el equipo sea frágil y vulnerable. Por si fuera poco, a Bale y a Cristiano tampoco les sentó nada bien ser sustituidos ante el Levante.

Así lo reveló en exclusiva en El Chiringuito de Jugones el director de OKDIARIO, Eduardo Inda, que aseguró que la situación del vestuario del Real Madrid "es la peor desde la era Benítez. Hay enfrentamiento del núcleo duro con Cristiano Ronaldo, que se había calmado en las últimas semanas, pero que se ha avivado".

Además, Inda también contó que con Zidane "hay lío por la persistencia en el error con Benzema jugando de titular. Hablamos de la tendencia de la temporada, sólo lleva dos goles esta temporada. Si hay que sacrificar a alguien siempre es Isco. Las cifras de Benzema no son las de un delantero del Real Madrid. ¿Está mejor Benzema que Isco? Lo que digo es que hay un distancia más que notable entre el entrenador y la plantilla".

Lío en el vestuario

Ya sobre el mismo terreno de juego las cámaras captaron la conversación subida de tono entre Sergio Ramos y Marcelo en la que el primer capitán le espetaba al segundo la falta de actitud del equipo. "¡Somos un cuadro, aquí nadie mete el pie!", dijo el central al brasileño. En el vestuario siguieron los reproches porque era otro día triste para la plantilla del Real Madrid, sobre todo para los más veteranos, que ven cómo el equipo se sigue descosiendo partido a partido… y con el PSG a la vuelta de la esquina.

En este sentido, el director de OKDIARIO aseguró que "también hay cabreo de los defensas con el centro del campo, en concreto con Casemiro, y con la poca presión que ejercen los delanteros. El Real Madrid ahora mismo le cuesta jugar al ataque por las contras que recibe".

Las palabras de Sergio Ramos al final del partido –"es hora de hablar menos y trabajar más"– eran un aviso a navegantes, sobre todo para los que saben leer entre líneas. El mosqueo del capitán del Real Madrid era enorme, porque él, igual que el resto de defensas, sabe que acaban en la diana periodística y de la afición por la falta de trabajo y compromiso de los delanteros, que se desentienden de la jugada cuando el equipo pierde la pelota.

Por si eso fuera poco, otros dos pesos pesados del vestuario del Real Madrid, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo, también acabaron muy mosqueados con Zidane, que les sustituyó a ambos en el Ciutat de Valencia. Las caras de CR7 en el banquillo y sus gestos a la cámara hablan por sí solas. Bale, nunca tan expresivo, también se queja a sus íntimos que desde que se recuperó Zidane aún no le ha puesto ningún partido completo.

Y en esas faltan menos de diez días para que el PSG visite el Bernabéu.

Lo último en Deportes