Se hace viral el informe que demuestra el ‘dopaje arbitral’ del Barcelona

Vídeo creado por @juanpfrutos

Desde que en el año 2004 el Barcelona decidiese apoyar las reelecciones de Villar y Sánchez Arminio se ha visto claramente beneficiado por los arbitrajes. Así lo demuestra un informe que mide el saldo arbitral y que se ha hecho viral.

El saldo arbitral en los últimos 15 años lo deja claro: el Real Madrid es el principal perjudicado en la Liga. El conjunto madridista ha visto como ha pasado de tener unos números similares al Barcelona entre las temporadas 89-90 y 2003-04, a verse realmente en desventaja desde entonces.

En ese periodo los culés han experimentado un enorme incremento positivo en lo que a las diferencias entre amarillas, rojas y penaltis a favor y en contra respecta. Así lo revela un estudio publicado por Juan P. Frutos, que se ha hecho viral y en el que se observa una tendencia favorable al Barça en los últimos años.

Para poner en contexto este cambio, hace falta decir que en 2004 fue cuando Joan Laporta cambió la disciplina de voto para las elecciones de la RFEF que hasta entonces habían llevado los equipos pertenecientes a la Liga. Entonces, el presidente barcelonista apoyó a Villar, en contra de lo que hicieron el resto de equipos, que apoyaron al candidato que contaba con el visto bueno de la LFP.

A partir de entonces, las acciones favorables a los azulgranas se dispararon. De hecho, de los siete equipos que desde 2004 han competido siempre en Primera división (Athletic, Atlético, Barça, Espanyol, Real Madrid, Sevilla y Valencia), los barcelonistas han sido los que más situaciones a favor han tenido con bastante diferencia en competición nacional.

En el tramo que va desde 1989 hasta 2004, el Real Madrid presentaba un balance de +23 tarjetas rojas, (102 a favor, por 79 en contra), por un +21 del Barcelona (129 a 108). Algo que contrasta con lo sucedido en los últimos 15 años. A raíz del apoyo del Barça a Villar, el balance del Barça se ha disparado, pasando a ser de +77 tarjetas rojas en todas las competiciones nacionales (135-58), mientras que el Madrid se ha plantado en números negativos, viendo como expulsan a más jugadores propios que del rival (93-105).

De los otros cinco equipos que se han mantenido desde entonces en la élite, sólo el Espanyol presenta unos números similares a los del Madrid, aunque algo mejores (100-107). Curiosamente, son los dos máximos rivales de los culés los que han visto como su saldo en lo que a tarjetas rojas refiere, es con diferencia peor que el del resto de equipos, un dato que deja constancia del ‘dopaje arbitral’ existente en las competiciones domésticas.

Estos números se aprecian también en lo que respecta a tarjetas amarillas y penaltis. Mientras que los culés presentan un saldo de +764 cartulinas amarillas, los blancos tienen uno de +297. En los penaltis también se nota una clara diferencia favorable al Barcelona, pues les han pitado 161 a favor y 65 en contra, por los 142 a favor y 80 de los madridistas; lo que es un saldo de +96 para los blaugranas por +62 de los de Chamartín.

En Europa el Barça también gana

Una vez ha quedado claro que el Barcelona se ha visto favorecido con claridad en las últimas temporadas en España, toca ver como se han desarrollado los acontecimientos en Europa. Históricamente se ha repetido la cantinela de que los árbitros favorecen al Real Madrid en el viejo continente. Una teoría que se ha visto reforzada tras las cuatro últimas Champions League ganadas por los blancos.

Sin embargo, los números demuestran lo contrario. Pese a que en Europa las diferencias entre Barça y Madrid no son tan abismales como en España, los culés siguen viéndose favorecidos en mayor cantidad que los blancos. Con 182 partidos disputados desde entonces en competición internacional, el Barça presenta un saldo de +166 tarjetas amarillas, +15 rojas y +17 penaltis.

Por su parte, el Real Madrid ha jugado desde 2004 un total de 170 partidos. En ellos presenta un saldo favorable en las situaciones comparadas, algo que no sucede en competición nacional. Sin embargo, sigue siendo inferior al del Barça en todos los aspectos. Los blancos tienen un balance de +49 amarillas, +11 rojas y +8 penaltis, unos números que dejan patente que no existe ningún trato de favor hacia los del Bernabéu en Europa respecto a su máximo rival.

Lo último en Deportes