Los nazaríes han sabido exprimir mejor que nadie sus recursos

El Granada, campeón de la Liga de los presupuestos

Con la Liga Santander terminada, se puede valorar la temporada de cada equipo en función de su límite salarial. El Granada ha sido el club que mejor ha aprovechado sus recursos, mientras que Barça, Valencia, Betis, Celta y Espanyol han fracasado este curso

El Granada, campeón de la Liga de los presupuestos
El Granada celebra su clasificación para la Europa League el próximo curso (EFE).

Una vez ha finalizado la Liga Santander 2019-2020, se pueden empezar a hacer valoraciones de qué equipos han cumplido con las expectativas marcadas al principio del curso, quiénes las han superado y cuáles han sido los clubes que han fracasado. Para ello, no hay nada más revelador que el límite salarial de cada uno de los 20 equipos que hasta el domingo conformaban la primera división de nuestro fútbol. Y echando un vistazo a los recursos destinados, no hay dudas de que el que mejor ha sabido explotarlos ha sido el Granada.

La plantilla dirigida por Diego Martínez ha sido la que mejor rendimiento ha dado, en función de lo invertido por la institución para el curso que acaba de finalizar. Así lo revela un estudio publicado por el periodista Aitor Lagunas, en el que se comprueba como el conjunto nazarí es el que más arriba en la tabla ha quedado, relacionando su puesto en Liga con su músculo financiero.

El presupuesto en salarios del Granada era el 18º de la categoría, superando sólo a Valladolid y Mallorca. Pero el hecho de ocupar un puesto tan bajo en la escala salarial de la Liga, no les ha impedido quedar séptimos, por delante de equipos más fuertes como Valencia o Getafe. Una situación similar ha vivido Osasuna, al que los andaluces le han privado de ser el equipo revelación. Su presupuesto era el cuarto más bajo, pero han quedado en una meritoria décima posición, por delante de sus principales rivales por el descenso (que ni lo fueron) y de Athletic, Betis, Celta o Espanyol.

El Valladolid, por su parte, presentaba el segundo equipo más barato de la Liga. Sin embargo, Sergio ha conseguido elevarles hasta la 13ª plaza, consiguiendo completar también una gran temporada y llegando a las dos últimas jornadas desentendidos por completo del descenso.

Real Sociedad y Getafe son otros dos equipos que han quedado bastante por encima de lo que marca el nivel económico de su plantilla. Ambos equipos han ascendido cuatro puestos en la clasificación final, respecto a lo que marca su presupuesto. De ahí que, aunque los azulones no hayan logrado meterse en Europa, no se les pueda reprochar mucho más.

Eibar, Real Madrid, Villarreal y Levante no han notado gran variación respecto a la inversión realizada, aunque sí que han terminado cumpliendo sus objetivos. Lo mismo sucede con Atlético y Sevilla, que tenían el tercer y cuarto presupuesto del curso y así han quedado, cumpliendo con lo estipulado.

Se podría considerar mala la temporada del Mallorca, aunque tampoco tenían recursos de sobra para mantenerse en la élite. Eran el presupuesto más bajo y terminan penúltimos, sin cumplir el objetivo principal de la permanencia. Lo mismo le sucede al Leganés, que aunque era el 14º en salarios, perdió a sus dos mejores hombres -y más caros- a mitad de temporada, lo que les dejó más que mermados.

Tampoco ha estado bien el Alavés. Al final han logrado su objetivo de permanecer en Primera una temporada más, pero viendo de dónde venían se podía esperar que no sufrieran tanto como lo han hecho. Cierto es que disponían del 15º presupuesto del campeonato.

Grandes fracasos del curso

Entre los fracasos de la temporada hay que incluir el del Barcelona. Salvo en contadísimas ocasiones, no han hecho gala de tener la plantilla más cara de la Liga. Prácticamente todos los equipos les han puesto en apuros y, al final, han terminado entregando el título a un Madrid que no ha fallado.

Pero entrando ya en los grandes fracasos del curso, hay que empezar por el Athletic. El no participar en competición europea le hacía partir con ventaja respecto a sus rivales directos por la zona media-alta de la tabla. Sin embargo, sólo su presencia en la final de Copa les salva. Han terminado en undécima posición, por detrás de equipos a priori más débiles.

Peor es aún el caso del Valencia. Cierto es que la influencia de los problemas extradeportivos han sido más que evidentes en los resultados del equipo. De estar obligado a pelear por entrar en Champions, al contar con el quinto presupuesto de la Liga, a quedar fuera de Europa y superado por Villarreal, Real Sociedad, Granada y Getafe. Un duro palo que pone más en cuestión aún la labor de los Lim y de Murthy.

Pero la palma de la temporada se la llevan Betis, Celta y Espanyol. Si lo de los ches ha sido catastrófico, la debacle de estos tres conjuntos ha sido de vergüenza. Un Betis que mínimo debía haber estado en la lucha por la Europa League por jugadores, se ve en decimoquinta posición y a cinco del descenso. El Celta, más de lo mismo. Los celestes tienen que estar agradecidos de que el tercer gol del Leganés no llegara ante el Madrid, porque estarían en Segunda; teniendo el undécimo presupuesto y con hombres de la talla de Aspas, Rafinha o Denis Suárez.

Pero para debacle, la del Espanyol. Los periquitos ponen fin a 27 años en la máxima categoría con el equipo más caro de su historia, que empezó jugando además en Europa League. Reforzado con tres grandes fichajes como De Tomás, Embarba y Cabrera, no han conseguido salir del pozo al que se vieron abocados desde las primeras jornadas. Noveno equipo en salarios que termina con unos irrisorios 25 puntos.

Lo último en Deportes

Últimas noticias