El agua falsa forma parte de un patrocinio publicitario

El desorbitante precio para ver la Fórmula 1 desde un yate en el ‘puerto’ de Miami

Miami Fórmula 1
Agua falsa en el circuito de Miami. (Getty)

El ‘puerto’ con yates situado en mitad del circuito se ha convertido en uno de los principales atractivos del Gran Premio de Miami de Fórmula 1. Y el motivo principal no es la exuberancia de las embarcaciones, sino el agua falsa sobre la que se asientan. La ficción acuática está creada por unas enormes planchas de vinilo cuya falsedad no ha impedido que se paguen desorbitantes cantidades para observar la carrera sobre ellas.

Este ‘puerto’ forma parte de una zona de más de 2.200 metros cuadrados que simula una zona de playa y cuenta con cabañas de lujo, bares y pinchadiscos animando la jornada. El dispositivo está situado sobre la zona interior de las curvas 6, 7 y 8 del circuito y los patrocinadores que lo ocupan han llegado a pagar 9.500 dólares (9.000 euros) por cada entrada individual para agasajar a invitados y disfrutar de la carrera desde dentro de los yates.

Todo forma parte del acuerdo de patrocinio que anunciaron recientemente la Fórmula 1 y la empresa de cruceros MSC. El agua falsa ha sido motivo generalizado de mofa en las redes sociales, pero nadie puede dudar de su éxito como artefacto publicitario. El gerente del Gran Premio de Miami, Tom Garfinkel, que también es un importante de los directivo de los Miami Dolphins de fútbol americano y del Hard Rock Stadium que acoge la carrera, prefiere tomárselo con filosofía.

«Creo que nos tomamos demasiado en serio. Nos estamos divirtiendo, ¿no? Creo que la gente lo está disfrutando. Las personas en la parte trasera de esos yates viendo la carrera se divertirán, es algo divertido y genial. No nos tomamos a nosotros mismos demasiado en serio. Estamos tratando de divertirnos un poco», explicó en declaraciones a Motorsport. El genuino espíritu estadounidense está de vuelta en la Fórmula 1.

Lo último en Deportes

Últimas noticias