Cristiano sólo dejaría el Madrid para volver a la Premier, pero Mendes tantea al PSG

Cristiano-Ronaldo-Jorge-Mendes
Cristiano Ronaldo mira a Jorge Mendes en el acto de su renovación con el Madrid. (Getty)

"Son especulaciones. Todos los años es lo mismo. Estoy tranquilo, me siento bien y estoy feliz en el Real Madrid. Tengo dos años más de contrato y me voy a quedar aquí". El silencio de CR7 en los dos partidos ante el PSG, cuando más se especulaba sobre su futuro, se ha convertido en este mensaje tranquilizador para el madridismo después de su póker goleador ante el Malmö. Cristiano, según Cristiano, se queda en el Madrid. Así que, como dijo el propio Ronaldo en el Camp Nou: "Calma, que estoy aquí".

Pero la felicidad de Cristiano no sólo depende de los goles, sino también de los títulos. El luso estuvo cerca de salir del Real Madrid el pasado verano después de un año en el que se soñaba con ganar seis trofeos y acabó sin Liga, ni Copa, ni Champions. Ronaldo está encantado con el club y con su idílica vida en Madrid y sabe que Benítez no será eterno en el banquillo del Bernabéu. Sin embargo, el crack luso es consciente de que otro año en blanco provocaría una revolución en la plantilla del equipo madridista y podría abrirle la puerta de salida del club blanco.

Cristiano tiene muy claro que no se irá del Real Madrid, salvo que sea el club el que quiera traspasarle. Si eso ocurre, el luso sólo se marcharía del Bernabéu para regresar a la Premier, una competición que siempre ha echado de menos. Ronaldo quiere seguir en la élite y cree que el Paris Saint-Germain sería un paso atrás en su carrera, especialmente por la falta de rivales que el club de Al-Khelaifi tiene en la Ligue one.

El regreso a Old Trafford

Ronaldo nunca ha ocultado que le encantaría volver al Manchester United, club desde el que no paran de llegarle guiños cada vez que tienen ocasión. Además del United, en la Premier habría dos grandes equipos que podrían acometer las astronómicas cifras en las que se movería una operación de traspaso de Cristiano: el Manchester City y el Chelsea.

El equipo citizen, con la nueva inyección de capital procedente de China, plantea una auténtica revolución para la próxima temporada, empezando por el banquillo donde no continuará Pellegrini y podría llegar Guardiola. El fichaje de Cristiano sería un enorme bombazo para el City. El Chelsea, por su parte, también podría tener que verse obligado a un cambio de cromos de algunos de sus cracks si Mourinho no es capaz de enderezar una temporada que ha empezado muy torcida para los blues.

La clave Mendes

Mientras tanto, su representante, Jorge Mendes, está sondeando el mercado en busca de una hipotética salida de Cristiano el próximo verano. Tal y como adelantó el director de Okdiario, Eduardo Inda, en El Chiringuito de Jugones, "Mendes está intentando colocar a Cristiano en algún club extranjero. El representante de CR7 está intentando ver qué posibilidades hay de sacarle del Madrid y está tonteando con el PSG”.

De momento, en las reuniones entre Mendes y Al-Khelaifi se está hablando especialmente de números: la viabilidad económica para acometer el fichaje, el precio del traspaso que habría que pagar al Real Madrid y el salario anual del futbolista, que cobra 21 millones netos por temporada en el club blanco. Al PSG la operación le encajaría tanto en términos financieros como en términos deportivos y de impacto mediático, pero de momento Cristiano lo tiene claro: primero el Real Madrid y después, la Premier.

Lo último en Deportes

Últimas noticias