El Barcelona, una máquina de derrochar dinero en fichajes… y sueldos

Barcelona
Neymar, Griezmann y Coutinho.

A lo largo de estos años el Barcelona ha gastado más dinero en fichajes que en lo ingresado por ventas. En las últimas siete temporadas, el club azulgrana ha pagado más de 1.100 kilos en concepto de contrataciones, mientras que han recibido unos 652 millones en ventas, dejando un balance negativo de 480 millones en total

Los movimientos en los últimos años del Barcelona han llevado a muchos a preguntarse de dónde saca el dinero el club culé. En una época en la que el Fair Play financiero está a la orden del día, parece que los azulgranas no están teniendo problemas para superarlo a pesar de las cuantiosas cantidades de dinero que están gastando.

Este verano, con las llegadas de Frenkie de Jong, Antoine Griezmann o Neto, llevan gastados unos 233 millones, que contrastan claramente con los 106 kilos que han ingresado por ventas como las de Cillessen, André Gomes, Paco Alcácer o Denis Suárez. Josep María Bartomeu desveló que para acometer el fichaje del delantero francés se ha pedido un préstamo al banco y han recurrido a facturas anticipadas. Pero, ¿y si ha costado reunir los 120 millones para el delantero de Macon, cómo se conseguiría la cantidad necesaria para el regreso de Neymar?

Respecto a la temporada anterior, es la única de los últimos años en la que el Barcelona ingresó más dinero del que gastó. La dirección deportiva culé desembolsó 129 millones en fichajes y recibió 134 kilos en ventas, por lo que hay un balance positivo de 5 millones. Ya en la 17-18, volvemos al despilfarro de dinero. Pese a vender a Neymar por 222 millones tuvieron más pérdidas que beneficio. Entraron 232 kilos y salieron -se compró a Dembélé, Coutinho, Yerry Mina…- 374 millones.

La cosa no acaba ahí. En la 16-17, el Barcelona gastó casi 100 millones más de los que ingresó. 124 kilos se gastaron fichando a futbolistas como André Gomes o Paco Alcácer, mientras que tan sólo se recibieron 33 millones vendiendo a Claudio Bravo o Marc Bartra. El curso anterior el Barça no gastó en exceso, pero las compras -51 millones- superaron a las ventas -38 kilos-.

Para encontrar la temporada en la que el Barcelona recibió más dinero que el que gastó hay que remontarse a la temporada 05-06, en la que los fichajes fueron Santi Ezquerro y Mark Van Bommel y las ventas Rochemback o Sergio García. Entre medias, por ejemplo, en la 09-10, las llegadas de Ibrahimovic, Chygrynskyi o Keirrison, entre otros, alcanzaron los 113 millones, mientras que sólo ingresaron 24 kilos.

A lo largo de estos años encontramos más temporadas así. En 13-14, cuando llegó Neymar al Barcelona, los culés gastaron más de 100 millones y sólo ingresaron 28. O el año siguiente, con el fichaje de Luis Suárez o Mathieu, volaron 166 kilos, mientras que recibieron, en concepto de ventas, unos 81 millones.

Los salarios, la otra cuestión

Durante más de una década, el Barcelona ha ido teniendo más gastos que ingresos en los traspasos. Poniendo de ejemplo los últimos siete años -incluyendo este período de fichajes-, los de la Ciudad Condal han fichado con un gasto que alcanza los 1.132 millones, mientras que las ventas rondan los 652 kilos, existiendo una diferencia negativa de 480 millones.

Por si fuera poco, al dinero de los traspasos habría que sumar el de los salarios de los futbolistas. Messi, Luis Suárez, Dembélé, Coutinho, ahora Griezmann y Frenkie de Jong, Neymar en su día, etc. no ganan cantidades bajas exactamente. Luego habría que sumarle los salarios medios, como los de Sergio Busquets, Piqué, Ter Stegen y compañía. Y además, recordar otros grandes jugadores que han pasado por el Camp Nou como Ibrahimovic, Henry, Alexis Sánchez, Eto’o, Ronaldinho, Dani Alves, Cesc, Arda Turan…

Temas

Lo último en Deportes