Liga Santander: Atlético - Villarreal

El Atlético sale a flote en Liga

El Atlético se asienta en la zona Champions tras ganar al Villarreal por 3-1, con remontada incluida. Alcácer abrió la lata y Correa, Koke y Joao le dieron la vuelta al marcador

Joao Félix volvió a jugar un mes después y fue clave para llevarse los tres puntos anotando el tercer tanto

atlético villarreal
El Atlético venció al Villarreal en el Metropolitano. (AFP)

El Atlético de Madrid sigue con esa dinámica positiva que ha generado la victoria ante el Liverpool. Esta vez su víctima fue el Villarreal, que sucumbió ante los de Simeone por 3-1 pese a empezar ganando con un gol de Alcácer. Los rojiblancos llevaban varios partidos sufriendo en casa y necesitaban un triunfo así para empezar a salir a flote en Liga y asentarse en los puestos de Champions por segunda jornada consecutiva, esta vez como terceros.

Era un partido clave para las aspiraciones de ambos equipos. Los rojiblancos recibían a un Villarreal que salía con un once formado por españoles, que todavía no sabe lo que es ganar en el Metropolitano. La victoria se antojaba fundamental para estar en Champions, más aún tras el triunfo del Sevilla. Es por eso que el Cholo confió en los que ganaron al Liverpool y sólo introdujo un cambio (Vitolo por el lesionado Lemar), en busca de continuar esa buena dinámica que han generado tras el triunfo europeo.

El Atleti optó por usar la misma estrategia que le funcionó contra el Liverpool, ceder la posesión al rival y presionarles en la salida de balón a la espera de robar y salir a la contra. Estaban bien plantados sobre el césped, ordenados y presionando con esa intensidad que caracteriza al equipo del Cholo Simeone. Con el paso de los minutos empezaron a apretar un poco más, a meter centros al área por mediación de Lodi y Vrsaljko.

El Villarreal aguantó bien ese arreón y se adelantó en el marcador. Paco Alcácer aprovechó un rechace de la defensa del Atlético que quedó muerto en la frontal para hacer el 0-1. Se torcían las cosas para los locales, que les tocaba cambiar el plan inicial en busca del empate. Reaccionaron muy bien al tanto en contra y pocos minutos después Asenjo evitaría el empate hasta en dos ocasiones, primero a Morata y luego a Vitolo en boca de gol.

Empezaba a apretar el Atleti en busca de igualar el marcador. Si ante el Liverpool anotaron la primera que tuvieron, hoy volvieron a ser el Atleti de siempre, ese al que le cuesta un mundo hacer un gol. Simeone (sancionado por acumulación de amarillas) sufría desde el palco viendo como los suyos tenían ocasiones pero no marcaban. El equipo no bajó los brazos y siguió insistiendo hasta que Correa y Vrsaljko aprovecharon un error de la zaga del submarino para hacer la igualada.

El lateral croata, que atraviesa por un momento de forma tremendo, puso el balón al área de primeras donde apareció el argentino para batir por bajo a Asenjo. Correa es el más listo de la clase y lo ha demostrado una vez más, vio el hueco y salió corriendo al espacio para llegar el primero a ese balón. Lo estaba mereciendo el Atlético, que a raíz del gol del Villarreal se hizo con el dominio del partido y gozó de varias oportunidades para empatar.

Lejos de venirse abajo, los de Simeone reaccionaron a la perfección tras el gol encajado y acabaron sacando petróleo justo antes del descanso, frente a un buen Villarreal, bien plantado y que apenas concedía espacios atrás. En la reanudación todo continuó donde lo habían dejado. El Atlético tenía el control del partido y de las ocasiones, de hecho Morata volvió a poner a prueba al meta al poco de empezar el segundo tiempo.

Joao Félix, clave en su regreso

El dominio no se traducía en ocasiones. En los primeros 12 minutos apenas tuvieron una oportunidad y tampoco estaban poniendo en demasiados apuras a la zaga visitante. Por eso, el ‘Mono’ Burgos decidió mover el banquillo y sacar a Joao Félix y Trippier. El portugués volvía a los terrenos de juego un mes después y lo hizo muy entonado. Lo cierto es que la entrada del luso y el inglés le inyectó esa energía que necesitaba el equipo para meter una marcha más.

Precisamente por la banda derecha llegó el segundo del Atlético, obra de Koke. Trippier se incorporó muy bien por la banda, se la cedió a Correa y este la puso para Koke que llegó desde atrás para mandarla al fondo de la red. El Metropolitano se venía abajo con el gol del capitán que ponía por delante a los colchoneros por primera vez en el partido. Minutos antes reclamaron un claro penalti sobre Correa que el árbitro no vio y el VAR tampoco le corrigió.

Una vez más el VAR volvió a perjudicar a los de Simeone, algo que por desgracia se ha convertido en un clásico. Por suerte esta vez no hubo que lamentarlo porque el Atleti supo rehacerse y levantar un encuentro que comenzó perdiendo. Joao Félix sentenció el choque a poco más de 15 minutos para el final con un zurdazo desde la frontal. El luso veía recompensado así su buen rendimiento sobre el verde en el día de su regreso. Su entrada fue decisiva para que el Atlético sumara una victoria fundamental tras varios partidos pidiendo la hora en casa, y así empezar a ver la luz al final del túnel también en Liga.

Lo último en Deportes

Últimas noticias