Antes del comienzo de la final de la Supercopa

La afición del Madrid dejó sordo a Mirotic con una pitada histórica

Nikola Mirotic fue recibido por la afición del Real Madrid con una pitada histórica y cánticos contra un canterano que abandonó la NBA contra pronóstico para enrolarse en las filas del eterno rival, el Barcelona.

Se esperaba un recibimiento histórico para Nikola Mirotic y el Wizink Center no defraudó. De poco sirvió que la Supercopa sea una competición de cuatro equipos y todos ellos tengan representación en la grada. La presentación de los jugadores del Barcelona rompió todos los medidores de decibelios en el momento en el que sonó por megafonía el nombre y apellido del nuevo enemigo íntimo de la afición del Real Madrid.

"Número 33, Nikola Mirotic", se pudo oír a duras penas, ya que los seguidores blancos, preparados para la ocasión, ya habían comenzado a pitar a una rotación azulgrana que ejerció de telonera para la llegada del estruendo con la pronunciación de la identidad del ala pívot nacido en Montenegro. Ni olvido ni perdón en el Palacio de los Deportes para el que fuera ídolo de la afición a comienzos de década.

Ni siquiera Ante Tomic, otro de los que cambió Madrid por Barcelona y fue penalizado por ello durante años, pudo eclipsar un mínimo la aparición de Mirotic con la camiseta de cuadros azulgrana. La decisión del internacional español cambió la rivalidad Madrid-Barça, revolucionando la historia de unos Clásicos que se esperan más hostiles que nunca a partir de la presente temporada.

Lo último en Deportes

Últimas noticias