Ola de Frío

Trucos para quitar el hielo acumulado en el suelo o en las aceras

La sal, la arena, el agua y el detergente de platos pueden servirnos para hacer frente a las placas de hielo que se han formado estos días en el suelo y en las aceras

Última hora de las consecuencias de la Borrasca Filomena y la ola de frío en España

quitar hielo
Descubre de qué modo podemos eliminar el hielo del suelo o de las aceras

Está claro que esta semana, más de una persona en España se las habrá visto con el hielo. Tras las intensas nevadas que produjo la borrasca Filomena, y debido a la ola de frío que parece que por fin se aleja pero que nos ha tenido en vilo esta semana, la nieve se convirtió en hielo, provocando que hayamos tenido que hacer auténticos malabarismos para evitar caernos y hacernos daños, o mucho peor acabar con una fractura, pero ¿cómo podemos quitar el hielo que está acumulado todavía en el suelo o en las aceras? Sigue leyendo porque vamos a explicarte cuáles son los trucos más efectivos y también que otros remedios es mejor evitar.

Trucos para quitar el hielo acumulado en el suelo o en las aceras

quitar hielo

A pesar del esfuerzo de los servicios de limpieza en todos los municipios y comunidades afectadas por las fuertes nevadas de Filomena, el hielo se ha convertido en el gran protagonista esta semana, de modo que seguramente todavía quedan días en los que vamos a encontrarnos con un suelo y aceras recubierto de hielo, y aunque según los expertos la clave para evitar resbalones es caminar con el cuerpo ligeramente encorvado y los pies colocados como si fuéramos pingüinos, se hace necesario saber de qué modo podemos eliminar esa capa de hielo si por ejemplo vemos que se ha formado alrededor de las ruedas de nuestro coche, o la tenemos en la entrada de casa y no queremos resbalar cada vez que entramos y salimos.

Veamos algunos remedios o trucos que parecen ser sin duda los más efectivos.

Sal para evitar la formación de hielo

Durante estos días ya hemos aprendido que la sal es indispensable para evitar la acumulación de la nieve, pero también evita que se forme el hielo que viene después de una gran nevada. Quizás decir esto sirva de poco ahora que todas las calles se cubren de hielo, pero en el caso de que vivas en una zona en la que todavía está nevando, no estará de más evitar esa formación posterior de hielo echando sal a diario.

Sal para evitar los resbalones sobre el hielo

Por otro lado, la sal puede servirnos también para evitar precisamente los temidos resbalones sobre el hielo. Tan solo tendremos que echar un poco de sal sobre el hielo que tengamos que pisar y conseguiremos que este no sea tan resbaladizo, además la sal servirá también para acelerar que el hielo pase a su estado líquido.

No debemos abusar sin embargo del uso de sal sobre las aceras y el suelo en general, ya que puede afectar bastante al medio ambiente, especialmente si estamos cerca de una zona rural donde hay cultivos, que podrían acabar salándose.

No pasará nada sin embargo, si echamos un buen puñado de sal gorda sobre el hielo de la entrada de casa y de este modo evitaremos resbalar nada más salir, o al entrar.

Arena para evitar resbalar en el hielo

También la arena nos va a servir para hacer que el agarre de nuestro calzado sobre el hielo sea mejor. Habrá que esparcir arena gruesa sobre el hielo, aunque esto implicar tener que comprarla y también como no, que si pisamos en algún espacio interior, lo dejaremos todo bastante sucio.

Sal y agua para romper el hielo

De nuevo la sal se convierte en nuestra «salvación» pero en este caso, para romper el hielo acumulado en el suelo. Para que esto surja efecto tenemos que mezclar en un cubo  o recipiente, mucha sal (puede ser la sal de mesa o también la sal del lavavajillas), con agua (podemos aprovechar la del deshielo), hasta conseguir que la sal se disuelva dentro del agua. Una vez conseguido esto, tendremos que echar la mezcla sobre la capa de hielo a la entrada de casa o alrededor de las ruedas del coche y veremos entonces cómo ese hielo acumulado se deshace fácilmente.

Detergente de platos para romper el hielo

Por otro lado, otra de las soluciones o trucos a los que podemos recurrir para romper el hielo de la acera o del suelo, es mezclar agua tibia con detergente para platos y alcohol en una proporción de 2 l de agua, 6-10 gotas de detergente, 60-100 g de alcohol. Vierte en una botella y riega el área que esté cubierta por el hielo y comprobarás como la mezcla consigue que se derrita rápidamente. Al mismo tiempo, no ensuciarás nada y tampoco estarás contaminando el suelo.

Nunca intentes romper el hielo con una pala

Por último, las tan deseadas palas que muchas personas ya han comprado estos días, o han pedido prestadas, no servirán de mucho si con ella deseas romper el hielo. Utiliza solo la pala para quitar restos de nieve o restos de placas de hielo que ya se hayan desprendido, ya que si usas la pala para golpear con esta sobre el hielo, es posible que lo único que consigas es romper las baldosas o adoquines e incluso el relleno de hormigón en el asfalto. Además, si golpeas mal y tienes la mala suerte de que un trozo de hielo salga despedido, es posible que te hagas daño o mucho peor que le des a alguien que pase por tu lado.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias