Bebidas

La razón por la que los refrescos de Coca-Cola son de 33 cl

Coca-Cola caducada
Coca-Cola

La Coca-Cola es uno de los refrescos de todo el mundo. Nació a finales del siglo XIX no como bebida, sino como jarabe para combatir los problemas digestivos de la mano del farmacéutico John Stith Pemberton. Poco después se dio cuenta de que la bebida podía tener mucho éxito y su contable, Frank Robinson, creó la marca Coca-Cola y diseñó el logo.

¿Por qué las latas de Coca-Cola miden 33 cl?

La primera lata de Coca-Cola se creó en la primera mitad del siglo XX para que los soldados que combatían en la II Guerra Mundial pudieran llevarse el refresco con ellos en un envase más manejable y resistente. Fueron los soldados estadounidenses quienes popularizaron esta bebida por todo el mundo.

La lata de Coca-Cola tiene siempre una capacidad de 33 centilitros o, lo que es lo mismo, 330 mililitros. Hay quienes consideran que se trata de una medida un tanto extraña: un tercio de litro.

Pues bien, se corresponde con la medida de una pinta de cerveza inglesa, la cual se lleva utilizando desde la Edad Media como cantidad idónea para un «trago largo».

Curiosidades de Coca-Cola

En un principio, la bebida se elaboraba con nuez de cola y hoja de la planta de coca. El primer ingrediente era originario de África Occidental y tenía propiedades estimulantes por su alto contenido en cafeína y teobromina. El segundo se utilizaba mezclado con vino como tónico.

El por qué la Coca-Cola es de color negro tiene que ver con el colorante E-150d, que se conoce como color caramelo y está aprobado para su uso como colorante alimentario en la UE.

Latas de bebidas: la historia

Desde comienzos del siglo XX se intentó envasar diferentes bebidas en lata, pero no fue hasta 1935 cuando la cervecería de Newark (Estados Unidos) consiguió envasar su cerveza Krueger en este tipo de recipientes.

Las primeras tapas eran planas, y se abrían con un abrelatas, haciendo dos agujeros en la tapa. El avance más importante que transformó por completo las latas de bebidas fue la anilla de apertura fácil, que llegó en los años 60 de la mano Ernie Fraze, un ingeniero de Dayton Reliable Tool Company, en colaboración con Alcoa.

Fue en el año 1966 cuando apareció la cerveza en lata en España. En un principio, sólo se comercializaba en formato de 33 cl, aunque rápidamente aparecieron otros envases de 35 cl, 44 cl y 32 cl. Sin embargo, el que triunfó con el paso de los años fue el de 33 cl.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias