Curiosidades

¿Por qué tiene tanto éxito el caldo de pollo de Mercadona?

caldo-mercadona (1)
Caldo de Hacendado de Mercadona

Los hábitos de consumo cambian confirme nos adentramos en una u otra época del año. No consumimos lo mismo en verano que en invierno. Mientras que en la temporada veraniega lo que más apetece son cosas que refresquen como el gazpacho o el salmorejo, en la época de más frío del año, lo que más apetece al cuerpo son cosas calientes. Es quizás por eso que el caldo de pollo de Mercadona, bajo su marca Hacendado, está siendo la nueva locura del supermercado.

Hace unos días la compañía española hizo público el consumo de algunos de sus productos, y llama la atención que este caldo, fabricado en Guipúzcoa, sea uno de los más demandados en la actualidad. Según Mercadona, en los últimos meses ha incrementado sus ventas en un 21% y que se venden unos 84.000 litros de este caldo al día.

«Aunque es un producto de venta habitual en España durante todo el año, con la llegada del invierno los Jefes (clientes) lo eligen en mayor medida ya que, cuanto más frío hace, mayor es el consumo de platos calientes» exponía la propia compañía de Juan Roig en un comunicado. Además explican que este producto es «ideal para comer en casa con pasta y arroz, o cualquier tipo de guiso o consomé».

¿Qué tiene este caldo de pollo de especial?

Resulta curioso que el nuevo producto estrella sea algo tan usual y tan de toda la vida como un caldo de pollo. ¿Qué secretos guarda este producto de Mercadona? Según podemos observar en su etiqueta está compuesto por agua en gran parte, algo lógico. También contiene un 2% de pollo, almidón, y una serie de hortalizas como el puerro, zanahoria, patata y apio. Aceite de oliva y alguna especies completan esta receta tan sencilla.

El gran secreto es que no contiene casi calorías. Este brick de un litro, al estar realizado principalmente de agua, es muy difícil que aporte muchas calorías a nuestro cuerpo, por lo tanto es un producto bastante ligero y recurrente para comidas o cenas. Su contenido en grasa es menor del 0,5 gramos por cada 100 gramos, al igual que el de fibra.

Si se catalogara el producto en la base reguladora que proporciona Nutriscore, un sistema de medición para saber que productos son los más saludables y que pretende implantarse en España, este caldo de pollo de Mercadona recibiría una C, lo que estaría en mitad de la tabla, siendo la letra A la mejor valorada y la letra E la de los alimentos menos saludables.

Un caldo a gran escala

Normalmente en casa solemos acompañar nuestros caldos con una buena base de hortalizas y añadimos carne o pescado según queramos en función del sabor que deseamos encontrar. Nos sirve un recipiente, una olla, para hacer nuestro caldo casero.

Pero realizar un caldo a nivel industrial es un proceso un poco más complicado. Tal y como explican en la web Farmagemma, en el que detrás se encuentra Gemma del Caño, nutricionista y farmacéutica el proceso es igual de sencillo pero a gran escala. En ollas que pueden tener de entre 3000 a 8000 litros, donde se colocan las cestas con los ingredientes y se cuecen a alta temperatura durante tres horas.

Advierte que , una vez cocido, «posteriormente es necesario enfriar el caldo rápidamente» y se produce algo que no hacemos en casa: se pasteuriza. Después se envasa y ya está listo para convertirse en la locura de Mercadona.

Por último la experta en nutrición advierte que es necesario leer los ingredientes porque «no todo los caldos son iguales». Apunta que a veces nos podemos encontrar buenos caldos, pero otras, podemos comprar «agua con cosas». 

 

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias